PSICOLOGíA › DIVISIONES DE TRIBUNA FUTBOLERA EN TORNO AL PSICOANáLISIS

Más allá del debate estéril

Por las disputas superficiales sobre Freud, muchas personas dudan en tomar una ayuda psicológica cuando realmente le hace falta y muchas otras eligen tomar una ayuda psicológica en el momento en que realmente no la necesitan.

 Por Daniel Adrián Leone*

Desde hace más de 100 años comenzó a darse progresivamente y a nivel mundial un movimiento de rechazo más o menos sistemático al psicoanálisis en general y a Freud en particular. Este rechazo llega hasta nuestros días de la mano de muchos posiciones diversas: dentro de los ambientes académicos e intelectuales se suele repartir la opinión sobre Freud y el psicoanálisis entre los que están literalmente a favor, los "neutrales" y los que están literalmente en contra; casi como si se tratara de un equipo de fútbol y de la pasión encontrada entre las tribunas rivales.

Los neutrales son aquellos que dicen que Freud fue importante pero que sus conocimientos ya han sido superado y que la teoría adolece en fallas de todo tipo que son entendibles y "perdonables" dado su rasgo de "pionero"; pero que hoy en día no es necesario tenerlo en cuenta más que como nota de color, ya que ha sido realmente superado a partir de las neurociencias y otras disciplinas psicológicas tales como las "sistémicas".

Los fanáticos a favor o en contra sostienen más o menos lo mismo, pero en positivo o en negativo. Por un lado están los que quieren poner a Freud en una estampita y rezarle todas las noches y por el otro, los detractores que viven anunciando la caída del psicoanálisis, armando los libros "negros", o hablando de la caída del "imperio freudiano".

Ahora bien, toda esta información vertida casi como al azar llega a las personas comunes, cuya relación con el psicoanálisis o con Freud no solo es remota sino que además está bien que lo sea. Una persona no tiene por qué saber de Freud o del psicoanálisis o de las disputas entre detractores y fanáticos del psicoanálisis y de Freud. No le interesa y está bien que así sea.

Ustedes dirán: ¿entonces por qué escribir este artículo?

Por una razón muy sencilla.

Por estas disputas imbéciles en el fondo (y en la superficie) muchas personas dudan en tomar una ayuda psicológica en el momento en que realmente le hace falta; por estas disputas muchas personas eligen tomar una ayuda psicológica en el momento en que realmente no lo necesitan.

Estos dos aspectos me empujan hablarles de todo esto. Freud mismo se abstuvo de entrar en la disputa de si el psicoanálisis es o no un saber científico. Por una razón muy sencilla, porque dar "quórum" a estas disputas "científicas de validez" era lo mismo que darle una importancia a algo que realmente no lo tiene; por lo menos desde la concepción freudiana.

Desde el concepto de Freud, concepto que yo, Daniel Adrián Leone, comparto y defiendo, lo importante no es el psicoanálisis sino el sujeto, la persona, es decir, entender que tras cualquier concepto de psicología está "la vida de una persona", sus avatares, sus preocupaciones, sus miedos, sus posibilidades de ser feliz y de poder desarrollarse como persona.

*Director de la Revista Digital www.ayudamefreud.com, Un libro abierto a la reflexión, de novísima edición. El texto que se reproduce con autorización es un editorial.

Compartir: 

Twitter
 

Ilustración original extraída del sitio www.ayudamefreud.com.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.