CIUDAD › VAN A JUICIO CUATRO ACUSADOS POR SUPERGATITAS

Por lucrar con la prostitución ajena

Cuatro personas fueron enviadas a juicio acusadas de facilitar, promover y explotar la prostitución de mujeres a través del sitio web Supergatitas.com. David Trigueros, hijo del ex funcionario municipal Néstor Trigueros, es uno de los principales acusados, ya que figura como administrador del sitio web que cobraba para promocionar a las trabajadoras; y permanece en prisión domiciliaria desde fines de 2014. La jueza Delia Paleari procesó también a Luis Mantovani, David Centeno y Edith Guzmán, que están en libertad. "No se castiga a quien ejerce" la prostitución; pero "sí se sanciona a aquel que lucre o explote el ejercicio de la actividad sexual ajena", dijo la magistrada. Además, entendió que "cada uno ha contribuido a la explotación económica de la prostitución de mujeres mayores de edad o a su facilitamiento, en una división de tareas, organizando y dirigiendo con fines de lucro la oferta sexual". Las penas, en caso de ser condenados, irían de 4 a 6 años de prisión.

El delito salió a la luz en septiembre de 2014, cuando la jueza Alejandra Rodenas ordenó ocho allanamientos -en Rosario y Funes- en el marco de la investigación que llevaba más de un año, en la Fiscalía con Imputados No Individualizados. El escándalo fue mayor cuando se supo que el principal acusado de conformar una red de explotación sexual, que funcionaba tanto en internet como en casas de citas, era hijo del entonces coordinador de gabinete municipal; por lo que Néstor Trigueros fue desplazado.

En su fallo, la jueza Paleari (a quien llegó la causa tras una redistribución de causas, ante el traspaso de jueces al nuevo sistema penal) acusó también a Guzmán como presunta regente de uno de los prostíbulos y titular de varias líneas telefónicas y vehículos utilizados por otros miembros; a Mantovani como propietario de la casa de Funes donde se hacían citas; y a Centeno, señalado como recaudador, sindicado partícipe secundario. A todos, les trabó embargos por 30 mil pesos. Y dictó falta de mérito para tres personas: un remisero y dos agentes de seguridad privada.

Si bien todos los acusados negaron su relación, la investigación reunió varios elementos para dar cuenta de la organización que conformaban. Tanto es así que juntos tenían sociedad anónima llamada Roso, creada para el desarrollo de negocios inmobiliarios, en la que aparece una hermana de Trigueros como responsable, pero no tuvieron movimientos en ese rubro.

Los acusados usaban el sitio Supergatitas.com como plataforma para las citas sexuales: publicaban fotos de las chicas con números de teléfono y disponían de al menos cuatro lugares de citas. También repartían los números de contacto en volantes falsos: "Gestoría del automotor", ofrecían.

La causa se inició con una comunicación de la Dirección Nacional de Articulación y Enlace con los Ministerios Públicos, con el procurador de la Corte Suprema Jorge Barraguirre, ante la denuncia recibida por el Programa Nacional de Rescate y acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Ese organismo nacional recibió una llamada anónima a la línea 145, el 30 de mayo de 2013. En la misma, un hombre daba cuenta de la existencia de un "privado que funcionaba como prostíbulo clandestino", ubicado en calle San Juan entre Corrientes y Paraguay.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.