CIUDAD › 14/08/1994

Socialistas a las urnas

 Por Leo Ricciardino

El Partido Socialista Popular librará hoy las elecciones internas más calientes y decisivas desde su fundación, el 23 de abril de 1972. Los sectores en pugna por la hegemonía de esa fuerza política, esperan movilizar casi 20 mil electores sobre un discutido padrón partidario de 33 mil afiliados. El intendente Héctor Cavallero que encabeza la lista Nº2 "Socialismo, Amplitud y Participación", y el concejal Hermes Binner, líder de la lista Nº1 "PSP en movimiento", evitaron en las últimas horas los ataques personales pero todo el proceso no pudo sustraerse a un fuego cruzado sin precedentes entre los referentes de ambos sectores. Casi 190 mesas en toda la provincia, para 70 localidades, demandarán la tarea de unos 250 fiscales para controlar un comicio en el que la desconfianza mutua y la pelea afiliado por afiliado enredó el proceso preelectoral que terminó con presentaciones en la justicia y la promesa de llevar el caso ante los tribunales nacionales con competencia electoral. El operativo comicial montado y la pugna del aparato partidario contra el municipal, revelan que el PSP ha dejado de ser la fuerza política caracterizada por su extracción mayoritariamente universitaria, para convertirse en un partido capaz de movilizar los intereses de barriadas enteras, tal como se verá hoy en las 22 seccionales de Rosario.

Ayer a la noche, los militantes de ambos sectores trabajaron intensamente sobre los padrones ajustando los últimos detalles, organizando las camionetas que transportarán a los electores de algunos barrios alejados y supervisando las medidas de seguridad dispuestas para los lugares de votación. Los bunkers de las dos listas están, curiosamente, separados por una cuadra de distancia en la calle Rioja desde Corrientes hasta Presidente Roca. Sin embargo, la cercanía física no reflejó durante la semana ni el más mínimo gesto conciliatorio capaz de transformar a esta contienda interna en un proceso normal "de desarrollo" del socialismo popular de Santa Fe.

Las boletas sábanas de las dos listas, confeccionadas de acuerdo con la reglamentación electoral nacional, contienen la nómina de candidatos a la Junta Ejecutiva Provincial, Delegados al Comité Nacional, integrantes de la Junta de Disciplina Partidaria y de la Junta Fiscalizadora. Esta boleta estará en los cuartos oscuros adosada a la de los candidatos a la Junta del Centro Socialista de cada localidad o seccional en el caso de Rosario y Santa Fe, ya que las demás figuran como seccionales únicas, además de los Delegados al Congreso Provincial partidario. Están en juego los nueve cargos de la Junta Ejecutiva que se distribuirán de la siguiente forma: seis para la mayoría y tres para la lista que obtenga la minoría (el 25 por ciento del padrón). Cavallero ocupa la secretaría general desde hace más de dos décadas. El intendente de Rosario disputará con Raúl Lamberto, quien fuera su secretario de Gobierno hasta el año pasado, el puesto de delegado al Comité Nacional del PSP.

Después de todo el proceso de depuración del padrón, que fue duramente criticado por el sector que orienta el intendente, los afiliados quedaron finalmente en 33 mil, 7 mil menos del padrón borrador que fue enviado a propuesta de ambos sectores a una empresa privada de computación para la elaboración del padrón definitivo. Ni siquiera la supuesta elaboración parcial de una empresa privada especializada logró aventar las denuncias que descargó el intendente de Rosario en los últimos días contra la Junta Electoral, en la que está representado en minoría. De los cinco miembros, cuatro pertenecen al sector de Binner.

Entre agosto de 1993 y mayo de este año, los apoderados de la lista Nº2 presentaron en el partido 14 mil fichas de las cuales, más del 50 por ciento fueron observadas por el tribunal partidario porque "ni siquiera figuran en el padrón electoral general de la provincia, y esta es una elección provincial así que no pueden votar correntinos y mucho menos paraguayos", dijo Hugo Berenstein, presidente de la Junta Electoral partidaria.

Para Cavallero, se operó "una limpieza selectiva del padrón porque si no, no se puede explicar cómo se observaron tantas fichas nuestras y por otra parte no se puede disimular que las nuevas fichas del otro sector fueron asentadas en el padrón definitivo sin ningún problema. Por ejemplo, en localidades que en las elecciones generales sacamos 150 votos, ahora aparecen 350 electores. ¿De dónde salieron, si a nosotros nos observaron la mayoría de las fichas nuevas?".

El subsecretario de Servicios Públicos del municipio rosarino, Juan Bautista Panozzo, remitió un telegrama al juez federal con competencia electoral, Víctor Brussa en el cual lo intima a que lo incluya como afiliado en el padrón electoral argumentando que efectuó el reclamo "en tiempo y forma" y "recibí como toda respuesta la no inclusión en los mismos".

Binner, respondió a estas denuncias señalando que "se le ofreció a la lista contraria todas las garantías, se cumplieron todos los plazos previstos en la etapa de impugnaciones y observaciones, sin embargo prefirieron no discutir con nosotros y optaron por la denuncia pública recurriendo a la mentira porque ninguna de las cosas que dicen se pueden probar".

En medio de semejante temperatura política, la Junta Electoral emitió ayer un comunicado en el que expresa que "hemos esperado en vano durante tres días los votos de la lista Nº2 con el objetivo de poder girarlos a los centros de votación de toda la provincia, pero ningún representante del sector de Cavallero los trajo", y aclaran que "sin embargo, para nosotros este hecho se dio por deficiencias organizativas y no por maniobras especulativas por parte de los integrantes de la mencionada lista".

La pelea central se dará obviamente en las 22 seccionales rosarinas, pero los números del interior tienen un marcado interés principalmente para el sector del concejal Binner que tiene presentada su lista en la mayor parte de las localidades del interior provincial. El intendente confía, sin embargo, que en Rosario la lucha será voto a voto, y deposita su convicción de victorias en distritos importantes como Rafaela y Villa Gobernador Gálvez, la tercer y cuarta ciudad de la provincia, donde su sector reúne la mayoría de las voluntades.

La cuenta regresiva para las especulaciones de cada uno de cara a 1995, ya comenzó. Tras los comicios se sabrá si "el socialismo popular se transforma en un partido que genere expectativas de poder real", como dice Cavallero o si "plantea la lucha política sin abandonar los principios ideológicos del socialismo", como anuncia el sector de Binner.

Estas elecciones internas marcaron de una vez y para siempre la suerte de dos de los dirigentes políticos más importantes de Rosario y la provincia y además signaron también el futuro de una fuerza que no se detendría en su crecimiento: el Partido Socialista Popular. La lista que encabezaba el entonces concejal Hermes Binner se impuso en estos comicios y Cavallero se fue del partido apenas conocida su derrota. El entonces intendente proponía que el PSP se transformara en un partido "con expectativas de poder real", lo que significaba ir hacia una alianza con el peronismo, cosa que Cavallero hizo un año después cuando fue candidato a gobernador y perdió las elecciones con Jorge Obeid en el más escandaloso y largo escrutinio que recuerde la historia de Santa Fe. Binner se quedó con el partido y fue intendente por dos períodos. Ahora, el actual diputado nacional confía en concretar para su fuerza lo que Cavallero no pudo: llegar a la gobernación en los comicios de 2007. (L.R.)

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.