21:18 › EL CROMAñON BRASILEñO

Cuatro detenidos por el incendio en la disco

Luego de que el empresario Mauro Hoffman, uno de los propietarios de la discoteca Kiss, se entregara esta tarde ante la policía de Santa María, y quedara detenido junto a otro de los dueños y dos de los músicos que actuaron en la madrugada de ayer en el boliche del sur de Brasil, la Justicia ordenó embargar sus bienes e informó que se los investiga por haber escapado del lugar con pruebas del hecho. Varios testigos afirmaron que la bengala que causó el trágico incendio fue encendida en el escenario por el vocalista de la banda.

El ministro de Salud, Alexandre Padilha, informó que el número de víctimas fatales por el incendio podría aumentar en las próximas horas, ya que cerca de 80 de los 121 heridos en la tragedia se encuentran en estado grave. "Son pacientes que se encuentran en cuidados intensivos, con ayuda mecánica para respirar. Estos pacientes están en estado crítico", afirmó el ministro.

Según Padilha, el gobierno brasileño ha contactado bancos de piel de países vecinos, como Argentina, Uruguay y Perú para que apoyen al país en caso de que sea necesario realizar injertos en pacientes con quemaduras graves.

El segundo peor incendio de la historia de Brasil --superado solamente por el de un circo en la ciudad de Niterói que mató a alrededor de 500 personas en 1961-- se inició en la madrugada del domingo, cuando más de mil personas, en su mayoría jóvenes universitarios, participaban de una fiesta.

Por el hecho, Hoffman se convirtió en el cuarto detenido tras entregarse a la policía, que lo buscaba desde el domingo. El abogado de uno de los dueños del local nocturno señaló que la ausencia de Hoffman se debió a que quedó afectado por el humo inhalado durante el incendio. Los arrestos son con carácter provisional y fueron ordenados por el comisario responsable de investigar el siniestro ocurrido en la discoteca "Kiss", en el estado de Río Grande do Sul.

El obispo Helio Adelar Hubert presidió esta mañana una misa ecuménica para despedir a las víctimas, y luego comenzaron los entierros en el cementerio municipal, con el auxilio de cerca de 300 militares de una base aérea ubicada en las afueras de Santa María.

Compartir: 

Twitter
 

El siniestro se produjo en la madrugada del sábado mientras se desarrollaba una fiesta universitaria. La presidenta brasileña Dilma Rousseff retornó al país tras interrumpir su participación en la reunión de la Celac y la UE.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared