18:45 › EGIPTO

El toque de queda no calmó la violencia

En Ismailiya, Port Said y Suez, las tres ciudades que el presidente egipcio, Mohamed Mursi, declaró en estado de emergencia, cientos de manifestantes enfrentaron la medida excepcional y la fuerte presencia militar para continuar con las protestas generadas a partir de un fallo judicial, que condena a pena de muerte a 21 personas. En tanto, la principal coalición opositora egipcia rechazó el llamado al diálogo y calificó el pedido de Mursi de "sin sentido", además de convocar a una protesta masiva para el viernes.

"Por nuestra alma, por nuestra sangre, te serviremos Puerto Said", gritaban los manifestantes en esa ciudad cercana al Canal de Suez, una de las tres en las que se desafío al toque de queda impuesto por un período de 30 días. Además, los movilizados pidieron la caída de los Hermanos Musulmanes, de los cuales proviene Mursi.

Durante las protestas de Purto Said, un joven murió tras recibir varios disparos durante un enfrentamiento frente a la Comisaría de la policía local. Fuentes egipcias indicaron que el fallecido es Mohamed Gharib, y que perdió la vida cuando lo llevaban a un hospital en la ciudad de Zagazig.

En otro incidente, el portavoz del ejército, el cabo Ahmed Helmy, afirmó que "las fuerzas armadas lograron impedir un intento de asalto llevado a cabo por un grupo armado contra la prisión general de Puerto Said", precisando que "los militares y seis hombres armados intercambiaron disparos".

En tanto, en la ciudad de Ismailiya, además de las manifestaciones, los habitantes organizaron partidos de fútbol para desafiar al toque de queda. Cientos de manifestantes también se congregaron en Suez, según imágenes transmitidas por la televisión estatal.

Por otra parte, mientras el Senado egipcio ratificó el lunes el proyecto de ley que autoriza a las autoridades a desplegar el ejército en las calles, la principal fuerza de oposición, el Frente de Salvación Nacional (FSN), anunció su decisión de no participar de la mesa de diálogo convocada por Mursi en el palacio presidencial.

"No participaremos en un diálogo sin sentido", afirmó en una conferencia de prensa Mohamed El Baradei, principal dirigente FSN, formado por varios movimientos y partidos liberales y de izquierda. "En el FSN estamos totalmente de acuerdo. Hay que solucionar la raíz del problema, no sólo los síntomas", dijo El Baradei, quien además convocó a movilizar en todo el país el viernes.

Compartir: 

Twitter
 

En la movilización ocurrida en Puerto Said, un joven se sumó a la lista de muertos por los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared