La cumbre concluyó sin un acuerdo unánime entre los 34 países presentes

La Quinta cumbre de las Américas celebrada en Trinidad y Tobago terminó este domingo sin que los 34 países presentes llegaran a un acuerdo unánime sobre la declaración final, afirmó el primer ministro anfitrión, Patrick Manning. "La declaración en sí misma no tiene la completa aprobación de los 34 países presentes. Algunos de ellos mostraron sus reservas", declaró el jefe de gobierno en la clausura de esta cumbre continental.

"El documento que emerge es un documento de compromiso, que obtuvo la aprobación de algunos y la desaprobación de otros (...) Nos pusimos de acuerdo en adoptar este documento, ya que al adoptarlo, reconocemos que no hay unanimidad pero si un gran consenso sobre estas cuestiones importantes", agregó Manning.

"El documento ganó el consenso independientemente del matiz de que no fue unánime en todo su contenido", corroboró el presidente mexicano Felipe Calderón.

Previamente, países como Bolivia, Venezuela, Honduras y Nicaragua, unidos en la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), habían acordado no firmar la declaración final, entre otras cosas en solidaridad con Cuba, que no aparece mencionada en este texto y excluida de la Organización de Estados Americanos (OEA) y sometida a un embargo estadounidense desde 1962.

Manning explicó que desde que la declaración final comenzó a negociarse hasta la celebración de esta cumbre pasaron meses y fue difícil incorporar cuestiones como la crisis económica.

El primer ministro de Trinidad y Tobago se felicitó porque las discusiones de esta cumbre fueron más brillantes y productivas que lo esperado.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de Estados Unidos atiende a los medios durante la clausura de la V Cumbre de las Américas
SUBNOTAS
  • La cumbre concluyó sin un acuerdo unánime entre los 34 países presentes
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.