CONTRATAPA › ARTE DE ULTIMAR

Duro de matar

 Por Juan Sasturain

Del sábado al domingo se atrasaron

las agujas del reloj. Por una hora

ensayaron pirueta volvedora,

llegaron a las doce, rebotaron

y en la segunda vuelta completaron

un sábado muy largo. O fue demora

de agujas bobas, que por ver la aurora

perdieron tiempo y nos lo regalaron.

Según Chandler, en la escena del bar

de El largo adiós, Terry dice aburrirse.

“Me ocupo, sobre todo, de matar

el tiempo. Pero le cuesta morirse”.

Sólo un nihilista así pudo engañar

a Marlowe, que volvía antes de irse.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.