DEPORTES › LA INCREíBLE E INSóLITA DEFINICIóN DEL CAMPEONATO DE PERú

Esta tarde tenemos que perder

La Universidad de San Martín ya consiguió el torneo Clausura, pero para quedarse con el título anual le conviene caer en sus últimos tres partidos –ya perdió uno–. De esa manera, evita jugar una final con Universitario, que obtuvo el Apertura.

 Por Ariel Greco

El fútbol peruano está atravesando un momento crítico. Por un conflicto entre el presidente de la Federación, Manuel Burga, y el gobierno nacional, la FIFA resolvió desafiliar a la entidad, lo que, si el inconveniente no se supera, no le permitirá a su selección seguir participando en las Eliminatorias ni a los diferentes clubes intervenir en los torneos continentales. Sin embargo, por estos días, lo más grave ocurre con la definición del certamen local, que genera que un equipo necesite perder los dos partidos que le quedan para garantizarse el título. Si los gana, puede complicar sus chances...

La situación es muy particular. En la primera mitad del año, Universitario, dirigido por Ricardo Gareca, obtuvo el Apertura. El miércoles, luego de que Sporting Cristal no pudiera ganar su partido ante Alianza Atlético, la Universidad de San Martín se consagró como ganador del Clausura, por más que todavía le restaban tres encuentros. La resolución prevista es una final entre los dos ganadores de cada torneo, para determinar el campeón anual. Hasta allí, todo claro y sin ningún inconveniente. El problema surge a partir de una cláusula reglamentaria que indica que, para acceder a esa final, ninguno de los campeones puede terminar por debajo del séptimo puesto en el otro certamen (hay catorce equipos).

A dos fechas para el final del Clausura, Universitario marcha décimo, con 32 puntos, con lo que se estaría quedando sin el derecho a esa final. Y el gran problema es que los rivales de la San Martín, adversario de River en la Copa Libertadores pasada, están involucrados en la lucha por el séptimo puesto con el conjunto de Gareca. Por eso, al campeón del Clausura le conviene perder sus partidos, lo que le aseguraría quedarse con el torneo anual, sin la necesidad de arriesgarse en una finalísima con Universitario.

La primera muestra de lo sospechosa que será la definición se dio el jueves. Ya campeón, la San Martín recibió y perdió 1-0 con Melgar, que gracias a ese triunfo trepó al sexto puesto y le sacó cuatro puntos a Universitario. Durante el partido, el arquero local Leao Butrón resultó expulsado y, lejos de irse preocupado, se fue entre sonrisas con sus compañeros, según publicó la página www.peru.com. En el segundo tiempo, el delantero Roberto Ovelar también vio la roja. Para los próximos juegos, la prensa peruana especula con que el entrenador Víctor Rivera colocará una formación plagada de juveniles.

En la fecha de mañana, la San Martín recibirá a César Vallejo, que marcha octavo, con 34 puntos. Si el campeón vuelve a perder, más que preocuparse, se le dibujará una sonrisa, porque su adversario seguirá estirando su ventaja sobre Universitario. Y en la última, visitará a José Galvez, que también tiene 36 puntos y es uno de los rivales a los que Universitario aspira a desbancar. Lo concreto es que por los diferentes cruces entre los equipos involucrados, si la San Martín cae en sus dos compromisos, sumado al que ya perdió el jueves ante Melgar, se garantizará el título anual, sin la necesidad de disputar la final ante la U. Un verdadero disparate, que se suma a la triste realidad del fútbol peruano.

Compartir: 

Twitter
 

Paradoja para la San Martín: si pierde, festeja seguro.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.