DEPORTES › LA SELECCIóN ARGENTINA SE ENFRENTA A BRASIL EN ROSARIO DESDE LAS 21.30

Un clásico para despejar dudas

Apremiado por la posición en la tabla de las Eliminatorias, el equipo de Maradona buscará aire ante el tradicional adversario, en un Gigante de Arroyito que lucirá colmado. Una victoria allanará el camino a Sudáfrica, mientras que una derrota lo complicará mucho.

El seleccionado argentino de fútbol afrontará hoy, en el remodelado estadio de Central, un clásico ante los brasileños con un elevado tono emocional, debido a que a la rivalidad histórica se sumará el valor de los puntos en juego, vitales para avanzar en el complicado camino hacia el Mundial de Sudáfrica del año que viene. Del lado de Brasil, algunos exagerados se han referido al duelo como “la batalla de Rosario”, pero lo que está claro es que, a partir de las 21.30, los dos colosos de Sudamérica protagonizarán un partido que genera un interés mayúsculo que excede el marco de las Eliminatorias.

De ninguna manera es casual que este enfrentamiento haya sido trasladado del habitual Monumental de Núñez al escenario rosarino, más allá del inobjetable derecho reglamentario. Este paso federal se dio simplemente porque, a cuatro fechas del desenlace, la tabla de posiciones subraya la verdad: para Argentina hay menos puntos de los convenientes, el cuarto puesto (último que otorga el pasaje directo para la gran cita de 2010) incomoda, el programa es por demás exigente y, si bien sobran estrellas, como las de Lionel Messi y Javier Mascherano, todavía falta el equipo.

La suma de tantos factores preocupantes, más el deterioro real de las intalaciones del mítico Monumental que en su momento fue incapaz de evitar la dirigencia de River, dejaron el sendero propicio para buscar el calor, la pasión y el respaldo de una ciudad que es una de las capitales del fútbol argentino y en la que nació hace 22 años Messi, el mejor jugador del mundo en la actualidad.

La situación es de incertidumbre porque Brasil llega a este 15º capítulo de la clasificación como líder, con 27 unidades, y sus más cercanos perseguidores son Chile (26), Paraguay (24), Argentina (22), Ecuador (20, y de momento en zona de repechaje), Uruguay (18), Colombia y Venezuela (ambos con 17).

Además, Diego Maradona tiene claro que después de recibir a Brasil habrá que visitar el miércoles próximo a Paraguay, en el Defensores del Chaco, y para el final quedará ser local ante Perú y jugar ante Uruguay en el Centenario.

Y se llegó a esta situación porque Maradona recibió de Alfio Basile un plantel con algunos distanciamientos internos entre sus integrantes, que luego desembocó en la renuncia de Juan Riquelme, el conductor natural. Encima, la Argentina del segundo ciclo de Basile sumó menos de lo debido, y ahora la situación es más compleja. Maradona llegó para intentar la recuperación, impulsado por su rutilante pasado como jugador, pero con un indiscutible déficit de experiencia en la función de entrenador.

La tabla de posiciones refleja la realidad de ambos equipos: el Brasil de Dunga llegó a la cima tras superar a adversarios y detractores, cambiarle la piel al conjunto, obtener una identidad y darle soporte colectivo a jugadores de la talla de Kaká, Robinho y Luis Fabiano. En la intimidad argentina son conscientes de que este sólido Brasil es más conservador de lo que manda su historia, aunque sigue disponiendo de talento y fuego.

Al parecer, Maradona sabe dónde está situado, en tiempo y forma, y apuesta a la motivación por la circunstancia actual, desde adentro y fuera de la cancha, para evitar que el adversario piense y se desahogue. Para llevarlo al error, para tirarle encima la técnica que en este país sigue siendo inagotable. Por eso Messi vuela con la pelota junto a su pie izquierdo, Verón conduce y distribuye, Carlos Tevez ataca con el alma, Javier Mascherano parece un corredor incansable, y por eso se espera que Jesús Dátolo abra un surco sobre la izquierda. Argentina tendrá esta noche la oportunidad de confirmar todo eso y comenzar a despejar las dudas que la rodean.

ARGENTINA: Andújar; Zanetti, Domínguez, Otamendi, Heinze; M. Rodríguez, Mascherano, Verón, Dátolo; Messi, Tevez.

DT: Diego Maradona.

BRASIL: Julio César; Maicon, Lucio, Juan, André Santo; Gilberto Silva, Felipe Melo, Elano; Kaká; Robinho, Luis Fabiano.

DT: Dunga.

Estadio: Central.

Arbitro: Oscar Ruiz. (Colombia).

Hora: 21.30.

TV: Canal 13 y TyC Sports.

Compartir: 

Twitter
 

Tevez, el elegido de Maradona para acompañar a Messi en la delantera. Partido clave en Rosario.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.