DEPORTES › “Sé QUE TODAVíA ME FALTA UN LARGO CAMINO PARA LLEGAR A SER EL NúMERO UNO”, DIJO AL LLEGAR AL PAíS

Delpo ya es Del Potro Super Star

Aplaudido y celebrado, Juan Martín Del Potro vive su momento de gloria. “Todavía es muy reciente, no caigo en que les gané al número uno y al dos del mundo en dos días”, admitió. Tandil lo espera el viernes con la llave de la ciudad.

 Por Adrián De Benedictis

La espera se hizo larga, pero Juan Martín Del Potro llegó finalmente ayer al país luego de ganar el Abierto de Estados Unidos, y el tandilense ya se propuso objetivos nuevos. “Cumplí un sueño que tenía de chico”, había dicho luego de derrotar en la final a Roger Federer, en el último Grand Slam del año. Y ahora apunta a mantenerse en la cima del tenis mundial. “Todavía es difícil pensar en lo que puedo seguir logrando, es difícil caer en todo esto. Este era uno de mis sueños, pero mi carrera recién está comenzando y tengo el sueño de ser el número uno”, explicó Del Potro en una conferencia de prensa brindada en un hotel céntrico.

“Para eso me entreno todos los días y trato de mejorar, de aprender de los más grandes y de vivir torneos junto a ellos”, agregó el número cinco del ranking mundial. “Mi sueño máximo es ser el número uno, pero sé que estoy todavía a un largo camino. Tengo jugadores de muy buen nivel por encima, que son mejores en este momento, más allá del resultado de este torneo”, reconoció con objetividad.

“Todavía es muy reciente, no entiendo que les gané al número uno y al dos del mundo en dos días. Roger (Federer) sigue marcando una diferencia con el resto, (Andy) Murray tiene una gran temporada, (Rafael) Nadal es complicadísimo de ganar. Quizás hoy yo puedo jugarles de igual a igual, pero la diferencia que marcan ellos es la regularidad. Yo trato de achicar esas diferencias con ellos”, continuó el tandilense.

Del Potro agradeció el apoyo del público en el US Open y del recibimiento de la gente en su llegada a Ezeiza, en tanto que se ilusionó con un gran festejo en Tandil, su ciudad natal. “El año pasado viví algo parecido cuando volví del US Open, cuando me recibieron en la ruta. Pero seguramente el que viene será mucho más lindo”, apuntó. “Me pone muy orgulloso que la gente me siga, me aliente... que haya mucha gente que quizás deja de ir al colegio o a su trabajo para verme. Por eso, siento que no puedo permitirme no dejar todo en la cancha, no dar el máximo, porque es la forma de devolver ese cariño”, expresó.

Asimismo, agradeció los elogios que recibió de parte de Nadal y Federer, a quienes derrotó en la semifinal y final en el certamen neoyorquino, respectivamente. “Es algo hermoso que dos grandes del tenis hablen bien de mí. Roger es un rival muy complicado y no le debe haber sido fácil asumir la derrota, pero tuvo la grandeza de reconocer cuando pierde y me felicitó de corazón. Son palabras que me van a quedar siempre”, relató.

En otro tramo de la conferencia de prensa, Del Potro elogió a su grupo de trabajo –que encabeza Franco Davin– y agradeció el respaldo de sus familiares, al tiempo que aseguró que los triunfos y la fama no van a cambiar su forma de ser. “Esto no va a cambiar mi forma de ser o de vivir. Simplemente cumplí un gran sueño, pero sigo teniendo a los mismos amigos de siempre; es fundamental mantener los pies sobre la tierra. Además, tengo a mi grupo de trabajo que sabe lo que quiere o lo que yo quiero, y a mi familia, que no va a permitir que cambie mi forma de ser”, sentenció.

Y cuando lo consultaron sobre el ejemplo a seguir por los más jóvenes, Del Potro volvió a exhibir una muestra de madurez, con sus sólo 20 años. “Yo no puedo decirles nada. Seguramente tienen a sus padres que les dirán qué hacer; lo único que puedo hacer es contar que yo era feliz yendo al colegio, estando con amigos, estudiando o pateando una pelota, en lugar de jugar al tenis. Así yo era muy feliz”, rememoró.

Sobre la tarea de Davin, comentó una anécdota que refleja claramente su estilo de trabajo y la mentalidad que pretende infundir. “El sabe todo lo que significa para mí y le agradezco todos los días por lo que estoy viviendo. Me dice pocas cosas, pero me llegan. Nunca me olvido de que cuando gané mi primer torneo, me dijo: ‘Hoy no salimos a festejar porque mañana tenemos que empezar a jugar otro torneo’.”

Respecto de la final ante Federer, Del Potro sostuvo que recién se dio cuenta de que podía ganarle cuando le quebró su servicio en el quinto y último set, porque el resto del partido pasó a depender de sí mismo y de que no cometiera errores. “Me di cuenta de que podía ganarle cuando le quebré en el quinto set. Sentí que dependía de mí, que si jugaba enfocado desde el fondo de la cancha y no me equivocaba, lo ganaba. Tenía que estar concentrado, porque era el set de mi vida y no podía dejar pasar la oportunidad de cumplir este sueño”, recordó.

Del Potro también habló del seleccionado argentino de fútbol, asegurando que el equipo de Diego Maradona “va a salir adelante” y dijo que está tranquilo porque se van a clasificar al Mundial. “La Selección va a salir adelante porque tiene grandes jugadores, porque muchos de los que están son los mejores del mundo y ellos no van a permitirse quedarse fuera del Mundial, por eso estoy muy tranquilo”, sostuvo.

El tenista indicó finalmente que el Masters de Londres “puede ser el próximo objetivo de este año” y resaltó la importancia de haberse clasificado con tanta anticipación para ese certamen. “El Masters puede ser mi próximo objetivo; es importante haber clasificado a esta altura del año, porque seguramente me permitirá jugar más relajado y no con la presión de tener que sumar puntos hasta último momento para ver si entrás o no”, concluyó.

Del Potro ya había respondido sobre todo. Y a la copa obtenida en Nueva York se le sumó una plaqueta que el presidente de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), Enrique Morea, le entregó antes del diálogo con los periodistas. La felicidad reflejada en su rostro buscará expandirse a partir de mañana en su Tandil natal, junto a su círculo íntimo. Esa ciudad vive desde el lunes pasado una gran fiesta con el triunfo de Juan Martín, y para su llegada se organizó una importante caravana desde la rotonda de acceso, con entrega de la llave de la ciudad y un reconocimiento de “ciudadano ilustre”.

Del Potro consiguió un triunfo histórico que lo ubica en lo más alto del tenis. Por ese motivo, el tandilense pretende ahora mantenerse en ese sitio para poder prolongar la sensación de goce. Y así la alegría desbordante lo seguirá envolviendo.

Compartir: 

Twitter
 

Del Potro con Enrique Morea, el presidente de la AAT, que lo distinguió con una plaqueta.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.