DEPORTES › ALMEYDA QUERíA SER EL REEMPLAZANTE DE GOROSITO Y DESPUéS SE RETRACTó

Un volante con mucho ida y vuelta

Temprano, por la mañana, se autopostuló: “Me tengo confianza y veo la salida de esto”. Pero por la tarde dio un paso atrás: “Lo pensé mejor y sólo quiero seguir siendo jugador”. Los dirigentes le ofrecieron el cargo a Astrada.

El mediocampista de River Matías Almeyda tuvo ayer un día vertiginoso en torno del futuro inmediato del equipo. Primero dijo que podía ser, después se arrepintió. Por la mañana se había autopostulado como candidato para reemplazar a Néstor Gorosito en la dirección técnica del plantel de Núñez, que integra, pero a las pocas horas se retractó. “Lo pensé mejor y quiero ser sólo jugador”, dijo en diálogo con TyC Sports. Había comenzado el día con otra idea: la de ser jugador y técnico a la vez. “Creo que me tendría confianza. Aparte de gustarme, veo la salida de todo esto, pero queda a disposición de los dirigentes”, dijo temprano con bastante optimismo. A la tarde, River confirmó que va por Leonardo Astrada (ver aparte).

“En el momento en que volví a River llegué para ayudar. Si tuviera que hacer ese esfuerzo (de jugar y dirigir al mismo tiempo) lo haría con mucho gusto y me tengo fe para hacerlo si se llega a presentar la oportunidad”, tiró Almeyda cuando todavía lo dominaba el entusiasmo, con la intención de socorrer a su equipo ante esta situación tan complicada que le toca vivir. Es que la institución de Núñez tiene elecciones en noviembre, y el técnico que llegue debería firmar por dos meses hasta que se acabe el mandato de José María Aguilar. Por eso, Almeyda creyó oportuno afrontar el compromiso.

Pero, sin embargo, al pasar las horas cambió de parecer: “No sería serio que sea jugador y técnico. Hoy sigo siendo jugador. Después, en diciembre o en junio del año que viene veré la posibilidad de dirigir. Siento que le puedo dar más al equipo como jugador que como entrenador”.

Además, el veterano mediocampista, todavía caliente por la derrota 2-0 ante San Lorenzo, consideró que las acciones de Gustavo Cabral y Cristian Fabbiani que le sirvieron en bandeja la victoria al equipo de Boedo fueron una “irresponsabilidad” de parte sus compañeros, ya que el encuentro iba encaminado hacia el triunfo, pero dos errores (uno en defensa de Cabral y otro en ataque de Cristian Fabbiani) les permitieron a los jugadores de Diego Simeone quedarse con la victoria. Aseguró que Cabral cometió “una irresponsabilidad, primero en el penal y después en dejar al equipo con diez en una jugada que estaba resuelta”. Con Fabbiani también fue duro. “Hoy día Fabbiani no se puede dar ese lujo de tirar ese taco cuando faltaba tan poco, ya que tiene que abrochar partidos”, resaltó.

Y en torno de Fabbiani siguió: “Le di un consejo de que no tiene que hablar más. El tiene potencial para salir adelante y tiene que estar más enganchado. Tiene que ponerse bien físicamente y tiene que tener hambre de mejorar”. Con tono paternalista, endilgó esos errores a la juventud y evaluó que tal vez no es el momento “más adecuado” para los jóvenes en River, debido a que en siete fechas sólo consiguió una victoria 4-3 de local frente a Chacarita.

Compartir: 

Twitter
 

Matías Almeyda lo pensó bien y quiere quedarse entre los jugadores.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.