DEPORTES › DIEZ BARRABRAVAS FUERON OBLIGADOS AYER A REGRESAR AL PAIS

Deportados unidos argentinos

Las autoridades sudafricanas mandaron de regreso a algunos integrantes de Hinchadas Unidas Argentinas, entre ellos a los capos de Independiente, Central y San Martín de Tucumán. Este último, además, quedará detenido por violar una condena anterior. A 42 barras los advirtieron.

Diez barrabravas, entre ellos tres de los líderes de las hinchadas de Central, Independiente y San Martín de Tucumán, se vieron obligados a regresar al país, al ser deportados por las autoridades sudafricanas a poco de llegar a Johannesburgo. El vuelo que trae a los violentos al país tenía previsto arribar en la madrugada a Ezeiza. Entre los deportados figura Sergio “Flay” Roldán, que será detenido por haber violado la libertad condicional por una condena a ocho años de prisión por una tentativa de homicidio. En tanto, otros 42 barras argentinos fueron advertidos por la policía sudafricana de que no podrán asistir a los estadios durante la disputa del torneo.

A los barras se les aplicó el derecho de admisión a Sudáfrica, y por ese motivo debieron regresar. En principio, el vuelo estaba previsto para las 10, pero como algunos estaban alcoholizados, la salida se retrasó unas horas y finalmente partieron a las 15.12, en un vuelo con escalas en Luanda (Angola) y Río de Janeiro. En la madrugada, debían arribar a Ezeiza, donde Roldán, uno de los líderes de la barra de San Martín de Tucumán, debía quedar detenido, según aseguró la camarista María Pilar Prieto.

Además de Roldán, los otros barras deportados son Andrés “Pillín” Bracamonte, líder de la facción Los Pillines, de Central; Pablo “Bebote” Alvarez, capo de la hinchada de Independiente; Pablo de Respinis, Emiliano Tagliarino, Luis Tucci (los tres de Huracán); Julio César Navarro (también de Central), Mariano González y Diego Gómez (de Lanús). Todos ellos viajaron en el contingente de Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), la ONG que organizaron los barras. “Creo que es un acto de discriminación más que de prevención. Ellos por una presunción utilizaron el derecho de admisión que pueden ejercer todos los países, lo cual me parece bárbaro, pero no había ningún indicio de disturbio”, indicó Marcelo Mallo, el dirigente kirchnerista que es titular de HUA.

En la embajada argentina en Sudáfrica, con sede en Pretoria, confirmaron que los barras no viajaron antes, en el mismo vuelo en el que llegaron a Johannesburgo, porque el capitán de la nave no los aceptó por no estar en estado. “El problema fue que los barras estaban borrachos y en mal estado y por eso el capitán de la nave, la misma que los trajo de Buenos Aires, decidió no dejarlos subir”, le contaron a Télam en la embajada en Sudáfrica. Los diez barrabravas pasaron la noche en una sala del aeropuerto de Johannesburgo, sin tener acceso a las zonas públicas del lugar. Durante la mañana, cinco individuos identificados con camisetas de Central se dirigieron a la concentración argentina, aunque el jefe de prensa, Andrés Ventura, aseguró en TyC Sports que simplemente querían saber dónde se ubicaba la embajada argentina.

Mientras tanto, otros 42 barras, muchos de ellos de una de las facciones de Boca de la autodenominada Barra Oficial, fueron advertidos por la Pack Force, el grupo de choque de la policía sudafricana, de que no podrán asistir a los estadios los días de partidos y ni siquiera acercarse a un kilómetro de las canchas. El operativo fue hecho en la madrugada del lunes en el hotel Road Lodge, en las afueras de Johannesburgo, donde se alojan varios de los integrantes de ese grupo. El titular del Subsef, Pablo Paladino, confirmó que les advirtieron a los hinchas que si no cumplen con la exigencia “serían juzgados en Sudáfrica para luego ser deportados”. Como no presentaron ni tickets ni dinero suficiente, los policías tomaron fotografías de los pasaportes, a partir de la lista que la Subsef le dio a Hugo Lompizano, el comisario que encabeza el lote de ocho policías de la Federal que están en Sudáfrica en el seguimiento a los barras.

Compartir: 

Twitter
 

A Pitu, hincha de Rafaela, no lo deportaron: Se hace unos “rands” limpiando vidrios en Pretoria.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.