DEPORTES › UNAS 150 MIL PERSONAS CELEBRARON CON LA SELECCION DE ESPAñA EL TITULO MUNDIAL EN MADRID

Marea roja para recibir campeones

Llegaron por la tarde a Barajas y dieron una vuelta interminable por la capital española. Saludaron al rey Juan Carlos en el palacio real y al presidente Rodríguez Zapatero en la Moncloa, y luego festejaron con los hinchas.

“Hemos conseguido el sueño que teníamos todos desde pequeños.” Ante una marea roja de más de 150.000 personas congregadas en una gran explanada en Madrid, el capitán de la selección española, Iker Casillas, fue el encargado de dar inicio a la gran fiesta con la que España celebró un sueño hecho realidad: su primera Copa del Mundo.

El país se rindió literalmente a los pies de los jugadores que el domingo hicieron historia. Cientos de miles de personas tomaron y desbordaron las calles de la capital española, el día en el que la selección regresó a casa con la Copa del Mundo. Tras ser recibido por la familia real y el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el equipo recorrió un abarrotado centro de Madrid sobre un micro descapotable con el trofeo pasando de mano en mano. Fueron más de tres horas de marcha entre un mar de banderas rojas y amarillas. “¡Esto es increíble!”, se escuchó una y otra vez entre los hinchas.

Casillas, Andrés Iniesta, David Villa, Carles Puyol, los jugadores saltaron, bailaron, saludaron e interactuaron con los madrileños y el resto de españoles llegados desde muchos puntos del país para celebrar el primer triunfo de España en un Mundial. En la Gran Vía apenas había sitio para moverse. La Plaza de Cibeles, con la diosa enfundada en una bandera española, era un mar de gente saltando. La escena se repitió en el Paseo del Prado, las rondas de Atocha y Toledo y la calle Bailén. Hasta en los árboles había gente trepada para poder ver a los futbolistas, mientras aviones militares dibujaban en el aire la bandera de España.

“Sólo quiero decir que se sientan orgullosos de este grupo, del primero al último, porque son los mejores”, celebró a su equipo Andrés Iniesta, un día después de marcar el gol del triunfo. “Me siento muy orgulloso de formar parte de esta selección en este momento de la historia”, dijo al llegar al escenario colocado por el Ayuntamiento de Madrid y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), y en el que Pepe Reina, el arquero suplente, se encargó de provocar risas, contando anécdotas e intimidades del plantel.

Desinhibidos cuando la noche hacía tiempo que había caído, los jugadores dieron las gracias por el apoyo sobre un escenario en el que entre otros actuó David Bisbal. “Estamos muy orgullosos de ver tanta gente aquí ilusionada. A disfrutar todos que nos lo merecemos. ¡Viva España! ¡Viva el fútbol! ¡Somos los mejores!”, gritó el delantero David Villa, uno de los goleadores del Mundial. Y entre unos jugadores revolucionados, habló Vicente del Bosque, como siempre, templado. “Este es un equipo que no sólo ha sabido ganar, sino que lo ha hecho muy bien”, alabó a sus futbolistas, justo antes de que los fuegos artificiales despidieran una noche inolvidable.

Compartir: 

Twitter
 

El ómnibus con la selección española atravesó el abarrotado centro de Madrid.
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.