DEPORTES › BASQUETBOL > LA SELECCIóN ARGENTINA VENCIó 77-73 A BRASIL EN ESPAñA

Otro examen con buena nota

En su camino al Mundial de Turquía, el equipo de Hernández volvió a cumplir una labor positiva y, a pesar de las ausencias, superó con claridad al conjunto de Magnano. Se destacaron Delfino, Prigioni y Scola, que jugaron mucho tiempo.

La Selección Argentina cumplió otro buen examen en su carrera de preparación para el Mundial de Turquía. Con una buena actuación colectiva en la que además brilló Carlos Delfino, el equipo de Sergio Hernández venció 77-73 a Brasil y se despidió con una sonrisa del certamen internacional de Logroño. El amistoso significó la primera ocasión en que Rubén Magnano se enfrentó al conjunto argentino, esta vez como seleccionador de Brasil. Además de Delfino, también se destacaron Pablo Prigioni y Luis Scola.

Delfino fue el goleador del encuentro, con 23 puntos, pero además aportó dos rebotes y dos asistencias. Por su parte, Prigioni no sólo estuvo firme en la conducción del equipo, ya que dio siete asistencias, sino que también se destacó en el goleo, al conseguir 17 unidades. Además de estos números, Delfino y Prigioni jugaron la mayor parte del encuentro y varias de sus anotaciones fueron conseguidas en el último cuarto, cuando Brasil se acercaba peligrosamente en el marcador. Un poco menos preponderante que en el encuentro ante España fue Scola, aunque el ala pivote de Houston consiguió 12 puntos y bajó 11 rebotes.

Más anónima, pero no menos importante, fue la labor que realizaron en ciertos momentos del partido Leonardo Gutiérrez (ocho puntos, tres rebotes y una asistencia) y Federico Kammerichs (cuatro puntos, cinco rebotes y una asistencia), quienes vinieron desde el banco de suplentes y, por momentos, pudieron controlar a Anderson Varejao, el interno más potente del conjunto de Magnano. En Brasil, mientras tanto, sobresalió la tarea de Anderson (14 puntos y 12 rebotes) y Marcelinho Machado (13 puntos), quien ingresó como suplente.

A la hora volver a hablar de las lesiones, el alero Hernán Jasen (cuatro puntos y dos rebotes) y Román González (cinco unidades) jugaron la primera parte del encuentro y luego salieron para preservarlos de las molestias que sufren. Por su parte, el escolta entrerriano Paolo Quinteros (dos puntos) fue el que menos tiempo estuvo en cancha y no participó del entrenamiento matutino porque no está recuperado de una angina. El que volvió a estar ausente fue el cordobés Fabricio Oberto, quien en el entrenamiento matutino sintió calambres y dolor en la región posterior del muslo izquierdo.

El seleccionado argentino jugó en buen nivel durante tres cuartos y sólo aflojó el ritmo, en gran parte por el desgaste físico de jugar con un plantel corto dos días seguidos, en el tercer cuarto, momento en el cual Brasil pasó al frente en el marcador (47-46) por única ocasión en el partido. Otro aspecto en el conjunto argentino fue el trabajo defensivo, el cual le negó el juego interno a Brasil y lo obligó a vivir permanentemente del tiro de tres puntos, aunque también influyeron las ausencias de Nené y Thiago Splitter, dos piezas importantes bajo las tablas. Más allá de esa ventaja, Argentina dejó en claro que tiene herramientas para ilusionarse.

73

BRASIL

M. Huertas (4), Leandrinho (9), Alex (10), Guilherme (7), A. Varejao (14) (fi), M. Machado (13), Nezinho (4), Murilo (4), Raul (3) y Marquinhos (5). Entrenador: Rubén Magnano.

77

ARGENTINA

Prigioni (17), Delfino (23), Jasen (4), Scola (12), R. González (5) (fi), Quinteros (2), J. Gutiérrez (2), Kammerichs (4) y L. Gutiérrez (8). Entrenador: Sergio Hernández.

Estadio: Plaza de la Ribera de Logroño

Parciales: Argentina 16-15, 35-25, 48-47

Compartir: 

Twitter
 

Delfino se le escapa a Alex. El santefesino, que anotó cinco triples, fue el goleador argentino con 23 puntos.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.