DEPORTES › RIVER Y QUILMES JUGARON UN PARTIDO INTENSO QUE TERMINO EN EMPATE

Muchas chispas y nada de goles

En el esperado encuentro de la B Nacional se vieron dos actitudes bien marcadas entre un equipo, el de Almeyda, que buscó siempre la victoria y otro, el de Caruso, que la mayor parte del encuentro se resignó a cuidar el cero en su arco.

River no pudo ante la resistencia de Quilmes, y el partido tan esperado de la B Nacional, entre dos de los candidatos, terminó sin goles en el estadio Monumental. El local fue el que más buscó la victoria, mientras que los del Sur sólo apostaron a no perder.

El equipo dirigido por Matías Almeyda se encontró de entrada con un rival muy ordenado, que con un mediocampo agresivo apostó desde el primer minuto a presionar a Cirigliano y Ponzio, los volantes centrales del local, quienes tuvieron grandes problemas para distribuir la pelota por las bandas. A partir de ahí, ni Carlos Sánchez ni Lucas Ocampos gravitaron en la primera parte, y el poco fútbol que exhibió el equipo de Núñez estuvo en los pies de Alejandro Domínguez.

Del otro lado, Quilmes prefirió optar más por la presión antes que por el juego, y por ese motivo Telechea y Caneo, que estuvieron muy solos en ataque y debieron luchar permanentemente en desventaja numérica con la defensa de River, no inquietaron a Vega.

Con ese panorama, el primer tiempo fue opaco y sin brillo, y no tuvo situaciones de peligro serio. Como Cavenaghi estaba bien marcado por la defensa visitante, y sin poseer juego por los costados, la única chance clara de gol de esa primera parte estuvo en los pies de Alejandro Domínguez, que en tiempo de descuento logró superar por primera vez la línea de volantes visitantes, y sacó un violento derechazo que Trípodi desvió bien al tiro de esquina.

River salió con más decisión a jugar el segundo tiempo, y desde los primeros instantes se volcó hacia el campo de los visitantes. El conjunto local se ubicó unos metros más adelante en el campo, y comenzó a desnivelar cerca del área de Quilmes. Cuando apenas habían pasado ocho minutos, River tuvo una oportunidad clara para ponerse en ventaja, pero el derechazo de Domínguez dio en el palo.

La insistencia de River continuaba, Trezeguet tardó en rematar al arco y Martínez llegó a desviar el tiro. De ese corner, el chico González Pírez cabeceó en el área pero la pelota salió al lado del palo.

El final encontró a River cerca del gol, pero Cavenaghi la tiró por arriba del arco y luego Domínguez remató de lejos y la pelota se fue al lado del palo. No hubo manera, y River se tuvo que conformar con la igualdad.

Compartir: 

Twitter
 

Una patada que muestra la intensidad con la que se jugó el partido.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.