DEPORTES › TRICAMPEON DE LA LIGA NACIONAL

La Peña festejó

 Por Ariel Greco

“¿Quién dice que ahora no ganemos el cuarto?” Apenas habían pasado unos minutos del histórico tricampeonato conseguido por Peñarol cuando Leo Gutiérrez, el líder del equipo y el jugador más ganador de la historia de la Liga Nacional de Básquetbol con nueve títulos, planteaba un nuevo desafío. Ya lo había hecho el año pasado, cuando prometió el inédito tricampeonato. Y ésa parece ser la motivación del “club de barrio, club de locos”, como se autodefinen sus hinchas, que revolucionaron Mar del Plata, con festejos en la Plaza San Martín que se extendieron hasta bien entrada la madrugada tras la victoria ante Obras.

“¿Qué les puedo prometer?”, continuó el monólogo de Gutiérrez en un Polideportivo que rugía y que le respondía con un cantito a su pregunta: “Uno más y no jodemos más...”. Y siguió el capitán marplatense. “Hicimos historia, disfrutemos lo que conseguimos. Pero este equipo no se va a quedar con lo que tiene. Quédense tranquilos. Nosotros, por más que salgamos campeones todos los años, al siguiente vamos a luchar por ganar otra vez la Liga. No estamos conformes, vamos a ir por más”, redobló la apuesta Gutiérrez, que renovó su contrato con Peñarol por tres temporadas. También el entrenador Sergio Hernández, que llegó a seis títulos para convertirse en el técnico más ganador de la competencia, apuntó algunas claves del tricampeón. “Son una especie de operación comando. Son increíbles, consiguen cosas jugando bien y a veces no tan bien, pero siempre sacan algo. No vi a ningún jugador con algún interés particular por sobre el general, trabajaron muchísimo y son muy orgullosos”, elogió Hernández, que también mantendrá su vínculo para la próxima Liga.

Así como lideró al equipo dentro de la cancha, el base Facundo Campazzo comandó los festejos afuera, incluso subido a una camioneta con hinchas en la caravana. Y también expuso las razones de la celebración. “Superamos todos los problemas que tuvimos en la temporada, como el retiro de Tato –por Sebastián Rodríguez, el base titular y capitán del equipo, que tuvo que dejar el básquet por una afección cardíaca durante la pretemporada– y muchas lesiones. Lo superamos con mucho huevo, una muy buena defensa y un gran trabajo de equipo”, indicó el cordobés, que fue elegido como el Jugador Más Valioso (MVP) de la serie final, con 18,5 puntos y 5,5 asistencias.

Además, justo frente a Julio Lamas, entrenador de Obras y de la Selección Argentina, escuchó el pedido de las ocho mil personas que reclamaron su presencia en los Juegos Olímpicos al grito de “para Campazzo, la Selección...”. Es que el pibe de 21 años, con el inédito record de haber llegado a cuatro finales, con tres títulos, desde que debutó en la Liga hace cuatro años, fue elegido como el mejor base de la competencia y se perfila para ser el armador suplente de Pablo Prigioni en Londres. Por lo pronto, junto a sus compañeros Gutiérrez, Martín Leiva, Marcos Mata, Selem Safar y el juvenil Franco Giorgetti, se sumará a la preselección argentina con miras al Su-damericano del Chaco. Pero ésa será otra historia. Para todo Peñarol todavía es tiempo para festejar el inédito tricampeonato.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.