DEPORTES

Un balance positivo

Para el espectador corriente, los logros deportivos parecieran tener un cierto halo mágico que posiciona al éxito desde una perspectiva fugaz e individual. Como ejemplo vale el del viernes, en que con las tres medallas cosechadas en apenas ocho horas, Argentina escaló más de 30 lugares en el medallero de los Juegos Olímpicos colocándose por tercera vez consecutiva dentro del 20 por ciento mejor posicionado entre los más de 200 países participantes.

Las emociones del triunfo suelen medirse en una fracción infinitesimal del tiempo que costó gestarlos a través del esfuerzo de deportistas, técnicos, entornos familiares y federativos, de las inversiones realizadas y la generación de políticas de Estado en estos casi nueve años. Argentina, luego del balance de éxitos y sin sabores, se coloca una vez más, desde Atenas 2004, y por tercera vez consecutiva, del lado del haber a la finalización de los Juegos.

La clasificación a Londres en 25 disciplinas por primera vez, las medallas y diplomas obtenidos en 14 distintos deportes, sostienen nuevamente la mejor seguidilla de resultados olímpicos en más de medio siglo. Sin embargo, esos éxitos no alcanzan a reflejar por sí mismos la dimensión a futuro de muchos logros que por cierto no resultan casuales. Entre estos logros poco reconocidos pero perdurables, encontramos tres de enorme trascendencia: la visibilización y asistencia de varios deportes que en el 2003 se encontraban en remisión y/o casi extinguidos y hoy vuelven a la escena olímpica. También la integración del deporte social con el alto rendimiento, una dicotomía que esta gestión eliminó y cuya más clara demostración tuvimos en estos Juegos de Londres, con la participación de jóvenes deportistas provenientes de los diversos programas que la Secretaría de Deportes del Ministerio de Desarrollo Social ha promovido en estos años. Finalmente, el aumento continuo del presupuesto y la creación del Enard hace poco más de dos años por ley nacional aseguraron una cada vez más rápida respuesta a las necesidades del deporte de representación nacional.

El conocimiento de lo gestado es el segundo escalón luego de la alegría por los resultados obtenidos, ya que todo éxito que descarte lo anecdótico y efímero debe estar basado en políticas de Estado justas, profundas y perdurables.

* Director Nacional de Deportes

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.