DEPORTES › ARGENTINA SE IMPUSO EN EL DOBLES Y CERRO LA SERIE ANTE ALEMANIA

Fue por nocaut en el tercero

La dupla Nalbandian-Zeballos se impuso a Kas-Kamke, por lo que el equipo de Jaite se quedó con el pasaje a los cuartos de final de la Copa Davis con mucha más facilidad de lo que se esperaba. El próximo rival será Francia, también como local.

 Por Pablo Ribera

En el segundo día de la ronda inicial de la Copa Davis, Argentina liquidó una serie ante Alemania que, a priori, se presentaba mucho más complicada de lo que finalmente fue. A los dos triunfos del viernes se le sumó una contundente victoria del dobles para poner el marcador en un impensado 3-0 que ubicó al conjunto nacional en los cuartos de final del Grupo Mundial.

Tan imprevisto fue ese desenlace, que ni siquiera los integrantes del conjunto nacional lo imaginaban. El propio Martín Jaite, capitán del equipo, había pronosticado una serie “muy cerrada” en la que se jugarían los “cinco puntos”. Sin embargo, el entrenador no contaba, primero, con el asombroso desempeño de Carlos Berlocq, que le ganó por abandono a Philipp Kohlschreiber, y la posterior victoria, casi sin obstáculos, de Juan Mónaco frente a Florian Mayer, del viernes. Jaite, al igual que la gran mayoría, tampoco contaba con un triunfo aplastante de la dupla de dobles, conformada por David Nalbandian y Horacio Zeballos, ante un diezmado rival que cayó por nocaut en el tercero de cinco asaltos.

Alemania, y sobre todo Chistopher Kas, acusó, de entrada, la ausencia del lesionado Kohlschreiber, número 19 del ranking ATP y principal raqueta del ese país. Tobias Kamke, que tomó su lugar, se mostró desconectado con su compañero y ambos sufrieron varios errores no forzados que les permitieron a los locales llevarse los dos primeros parciales sin inconvenientes. Argentina no tuvo piedad ante un rival que recién reaccionó en el tercer set, aunque la victoria alemana en ese período tan solo fue un manotazo de ahogado que no evitó una derrota inminente.

El más mimado del público, como de costumbre, fue Nalbandian, aunque esta vez su compañero, Horacio Zeballos, se llevó los aplausos mayores. El marplatense se mostró en su mejor versión con un saque potente y varios tiros ganadores que incomodaron en todo momento a su rival. Incluso, el número 67 del ranking fue el encargado de dar el golpe de gracia, tras una zambullida sobre el costado de la cancha que cerró el juego con un cómodo 6-1, 6-4, 5-7, 6-2.

“Pensaba que la serie se iba a definir recién el domingo, pero todos los jugadores rindieron en gran nivel y se superó con holgura a un rival muy difícil”, reconoció Jaite, tras el encuentro. Tampoco lo imaginaba Carsten Ariens, capitán alemán que admitió que “nunca” pasó por su cabeza terminar la jornada del sábado “con un 0-3”. Quizá los únicos que confiaban en ese desenlace fueron los hinchas argentinos que llegaron al estadio para celebrar una victoria que fue tan contundente, como meritoria.

Compartir: 

Twitter
 

La volea ganadora de Nalbandian, ante la mirada de Zeballos. Cómodo triunfo argentino.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.