DEPORTES › ESTA NOCHE SE DEFINE EL TíTULO EN LA NBA

Los señores del anillo

Los Heat de Miami con Lebron James o los Spurs de San Antonio entre los que se encuentra Emanuel Ginóbili. Es el último partido de la serie, empatada 3-3, y los actuales campeones parecen llegar con una mínima diferencia al juego decisivo.

Luego de 82 partidos de fase regular, tres series ganadas al mejor de siete encuentros en sus conferencias y seis juegos finales, con tres triunfos por bando, Miami Heat y San Antonio Spurs dirimirán el título de la NBA en 48 minutos. Luego de la chance perdida, el equipo de Gregg Popovich buscará recuperarse en el aspecto anímico para afrontar el compromiso –desde las 22, televisa ESPN– que determinará al campeón, otra vez en el American Airlines Arena.

El aspecto mental parece ser la clave para determinar al campeón. “Estamos pasando un momento espantoso, jugamos un partido aceptable, estuvimos a un tiro libre o una defensa de ganar el campeonato y no se dio, no sé qué decir”, indicó Emanuel Ginóbili, apenas concluido el sexto partido, que fue para Miami 103-100 en tiempo suplementario. Si San Antonio consigue canalizar esa frustración en hambre de triunfo, sus chances crecerán. Pero si no lo hace, Miami tiene todo servido para asegurarse el bicampeonato. “Hay que revertir esta situación. Perdimos de manera increíble y no es fácil volver a ponerse el chip y jugar el séptimo como si nada hubiera pasado –remarcó Ginóbili—. Si perdés por 20, tenés enojo y frustración por haber hecho las cosas mal. Esta vez es mucho más complicado, porque lo teníamos, merecimos ganar, jugamos mejor, pero metieron dos tiros claves y nos ganaron”, dijo el escolta.

A esta altura da la sensación de que la diferencia no pasará por algún ajuste táctico, sino por la cuestión mental. Y así lo hizo saber el bahiense. “La recuperación anímica no será fácil. Lo físico va a pesar para el séptimo partido, pero ellos también hicieron un gran desgaste. Creo que la parte mental va a ser más importante que lo físico”, consideró el escolta, que está afrontando su cuarta final de la NBA. Sobre la actuación del equipo, Ginóbili rescató la buena labor y lo cerca que estuvo de la victoria. “Sabemos que hicimos un buen trabajo, no fenomenal. Fallamos muchos tiros, no pasamos bien la pelota, pero mantuvimos el juego bárbaro, tuvimos un mal inicio en el último cuarto, luego nos recuperamos y no lo ganamos de milagro”, analizó.

Fiel a su estilo, Ginóbili le quitó trascendencia a la penúltima jugada del partido, cuando, perdiendo por uno, intentó una penetración, pero Ray Allen le quitó la pelota con aparente infracción, sin que los árbitros sancionaran. “Creo que fue falta, pero los jugadores siempre piensan que les hacen falta cuando atacan y que no la hacen cuando defienden. La tendría que ver, pero ya no gano nada”, reflexionó Manu.

La otra polémica pasó por no haber cortado con falta en la última jugada del tiempo regular antes de que Miami ejecutara el lanzamiento, pero Ginóbili fue tajante: “No, no es nuestra filosofía, por eso no cortamos”. A pesar de esa declaración pública, el propio Popovich indicó que el bahiense había pedido utilizar esa estrategia, para evitar el triple que significó el empate. De todas formas, el entrenador también aclaró que no lo hicieron por una cuestión de filosofía.

Con el 3-3 decretado, Ginóbili y sus compañeros deberán cambiar la mentalidad, como indicó Tim Duncan: “Ahora es una serie a un partido. Y tenemos que ganarlo.”

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.