DEPORTES › NATACIóN GRABICH FUE BRONCE

El torpedo santafesino

Con el bronce en Kazán (Rusia) se convirtió en el primer nadador argentino en ganar una medalla en un mundial en pileta olímpica.

 Por Ariel Greco

Federico Grabich hizo historia en la natación argentina al terminar tercero en la final de los 100 metros libres en los mundiales de natación que se están desarrollando en Kazán, Rusia. Grabich, flamante campeón panamericano en Toronto 2015 en la prueba, se subió al podio con un tiempo de 48s12, apenas una centésima por encima de su mejor registro, y se convirtió en el primer nadador argentino en obtener una medalla en un mundial en piscina olímpica. El ganador de la prueba resultó el chino Ning Zetao, que registró un tiempo de 47s84, mientras que el australiano Cameron McEvoy terminó segundo, con 47s95.

“Fue una buena carrera, era una final y había que correrla”, señaló Grabich, que mejoró en ocho centésimas su tiempo de clasificación. “Hace dos semanas hice 48s11 y la idea era repetir o bajar ese tiempo. Por suerte se logró”, añadió el santafesino.

En Toronto, Grabich, de 25 años, ya había brillado al obtener la medalla dorada y batir tres veces en un día su record para la distancia: 48s60 en la clasificación, 48s26 en la final y 48s11 en la posta 4x100.

Como en los Juegos Panamericanos, el argentino postergó al canadiense Santo Condorelli y al brasileño Marcelo Chierghini, que terminaron cuarto y quinto. Al paso de los 50 metros, Grabich marchaba sexto, pero un gran sprint final le permitió acceder al podio. Nadó la segunda parte de la carrera en 25s10, más rápido que Ning y McEvoy, que lo precedieron.

El casildense, que ya está clasificado para los Juegos Olímpicos de Río 2016, había terminado en el undécimo lugar en los 200 metros libres en Rusia. “El objetivo ahora es bajar a los 47 segundos para los Juegos”, remarcó, aunque dejó en claro que allí la historia seguramente será diferente con la presencia, entre otros, del australiano James Magnussen, ausente en Kazán por lesión.

Hasta esta medalla, la natación argentina nunca había celebrado un podio en un mundial de la Federación Internacional de Natación (FINA) en piscina olímpica. “Es muy importante para el crecimiento del deporte argentino”, valoró Grabich, que rememoró el record mundial en 100 metros mariposa de Luis Alberto Nicolao en la década del ‘60 con otro hito semejante. Tanto José Meolans, campeón en 50 metros libres en 2002 y subcampeón en los 100 libres en 1999 y 2002 y tercero en 100 libres en 2006, como Georgina Bardach, tercera en 400 medley en 2002, lo habían logrado en piscina corta. Y Gabriel Chaillou ganó la medalla de bronce en los mundiales de Perth de 1998 en aguas abiertas.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.