EL PAíS › MACRI CERRó SU CAMPAñA EN VICENTE LóPEZ ACOMPAñADO POR SUS CANDIDATOS

Con fiscales y globos de colores

El líder del PRO encabezó un encuentro con voluntarios a los que les pidió “cuidar los votos” en las PASO del domingo. Cuestionó al kirchnerismo y contó anécdotas como indica el manual de Durán Barba. Estuvieron Michetti, Vidal, Niembro y su primo Jorge, entre otros.

 Por Werner Pertot

Se paró en una tarima, en el centro de un galpón en Vicente López, repleto de fiscales del PRO y globos de colores. Y entró a señalarlos y darles recomendaciones de cómo “cuidar los votos” el domingo. “Vamos a contar los votos y no nos vamos a ir, aunque nos hagan ‘bu’”, prometió el candidato a presidente del PRO, Mauricio Macri. El jefe de Gobierno habló tras una serie de discursos breves de sus principales referentes nacionales, provinciales y locales. “La Presidenta nos enseñó que por hablar más no se tiene razón, no importa cuántas cadenas haga”, cuestionó, entre los aplausos de sus seguidores. Y reconoció sus dificultades con la palabra: “Siempre he amado más hacer que hablar”.

El lugar elegido tenía toda la impronta bonaerense –un distrito donde Macri necesita acortar la diferencia–, pero con la estética PRO: globos de colores en cada silla, pantallas LED gigantes, todos los asistentes con remeras amarillas que decían: “Mauricio, Jorge y vos”. De fondo, sonaba –un tanto polémica en contexto– la banda favorita del PRO: Tan Biónica. “Sigo de largo o voy a buscarte”, cantaba el Chano.

Los candidatos fueron entrando de uno en uno. El que terminaba invitaba a entrar al siguiente. Empezó el candidato a diputado y comentarista futbolístico Fernando Niembro, quien aprovechó las inundaciones de ayer para hacer campaña. “Hoy cayeron cuatro gotas y nuestro candidatos tuvieron que ir con botes. ¡Miente el gobernador! ¿No le da vergüenza tener a la gente en esta situación?”, lanzó el ex vocero de Carlos Menem. “Ningún barrio de Vicente López se inundó”, contrastó el intendente Jorge Macri, quien lo siguió en la tarima. El primo del jefe de Gobierno propuso “vivir unidos, sin grietas” y advirtió: “Cuando venga La Cámpora, ahí vamos a estar nosotros defendiendo”.

La tribuna aprovechó para cantarle a Jorge Macri: “Se siente, se siente, Jorge intendente”. En tanto, la hinchada del candidato en San Isidro, Guillermo Montenegro, aprovechaba cada hueco para vivar a su dirigente. “Y ya lo ve/ y ya lo ve/ es para Posse que lo mira por tevé”, corearon en algunos momentos, desentonando con los discursos de los candidatos.

Luego Jorge Macri invitó a entrar a la candidata a gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, al grito de “¡adelante, Mariú!”. La vicejefa porteña dio muestras de sus dotes actorales en un discurso que fue en busca de la emotividad. Contó que recorrió barrios y conoció “a los vecinos de uno en uno, y no en caravanas o actos en canchas”. Sostuvo que vio a personas “muy solas”. Siguiendo los consejos del consultor Jaime Durán Barba, mencionó historias con vecinos para mostrar proximidad. Así, se refirió a “Edith, que perdió a su hijo hace un año y me dijo: ‘Voy a ser fiscal, porque yo quiero cambiar’”. Recordó “esas selfies que nos hicimos juntos”. Y trazó un panorama de los comedores y los clubes de barrio “como el de Luna de Avellaneda”. En cambio, los clubes porteños y las milongas –que están en protesta por las clausuras de la gestión PRO– no formaron parte del discurso estudiado de la vicejefa porteña.

Vidal le pasó el micrófono a la candidata a vicepresidenta Gabriela Michetti. “Nosotros proponemos ser un puente para que la Argentina vuelva a resurgir”, sostuvo. “No vamos a dejar que nadie meta miedo a nadie para que los sueños de todos los argentinos se trunquen”, lanzó la senadora PRO. “Y no vamos a dejar que nadie nos robe los votos”, disparó.

“Oleee, olee, oleeee, Gabiiii, Gabiiiii”, cantaba la multitud PRO.

La ex vicejefa presentó a su compañero de fórmula que, tras unos minutos de demora, entró a escena. “Hace cuatro años que la Argentina no crece. A partir de diciembre, pondremos el país en marcha y habrá trabajo de calidad. La Argentina va a volver a liderar Latinoamérica”, prometió el aún procesado jefe de Gobierno. De su viraje a reconocer que mantendrá algunas de las políticas del gobierno nacional, ayer volvió a lanzar ataques al kirchnerismo.

“Todos sabemos que hay 14 millones de argentinos en la pobreza y no podemos aceptar que un país con tantas oportunidades tenga a tantos compatriotas en la exclusión. Queremos un gobierno que nos ayude a realizar los sueños, no que nos dé pesadillas, como nos pasa hoy”, afirmó Macri. “La Presidenta nos enseñó que obsesionarse con reescribir la historia no construye futuro”, recitó el candidato a presidente. “También nos enseñó la Presidenta que por hablar más no se tiene razón, no importa cuántas cadenas haga. Hay que dialogar y trabajar en equipo”, afirmó.

“¡Vamos Mauricio!”, le gritaron desde la tribuna.

Macri eligió cerrar en un encuentro con sus fiscales y el resto del discurso lo dedicó a bromear y dar consejos útiles. “Vos –señaló a una de ellas– no sos la única loca que vino acá a prepararse. Esto está pasando en todo el país.” “Vamos a una elección donde el deporte es robarse boletas enormes. Lo hacen porque se saben minoría”, sostuvo.

El jefe de Gobierno señaló a otro joven seguidor: “Vos te vas a levantar a las 6. No vas a salir de joda el sábado. Está bien. Hay que hacerse desear: que las chicas te extrañen”. “Tengo una excelente noticia (me pidieron que no diga más que es una mala noticia). Esta fiesta del domingo se pone mejor: a las 18 se van a quedar como cuatro horas más”, los alegró Macri, que los instruyó a sacarle una foto a la planilla con el celular, “porque éstos cierran en Tecnópolis –se quejó–, pero siguen con la boletita, en lugar de la boleta electrónica”.

Compartir: 

Twitter
 

Macri enfrentará a Elisa Carrió y Ernesto Sanz en la interna del frente Cambiemos.
Imagen: Leandro Teysseire
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.