EL PAIS › OPINION

El bombardeo de Clarín

 Por Juan José Panno

Un relevamiento de las 31 ediciones de Clarín en el mes de julio expone claramente el bombardeo a que es sometido el Gobierno en títulos, notas, comentarios, columnas de opinión, fotos y dibujos. El modus operandi es conocido, la acumulación de ataques que puede producirse sólo en un mes sorprende. Por ejemplo: en la sección “Semáforo” que el diario utiliza como editorial fast food, 28 de las 31 menciones en rojo fueron para kirchneristas, allegados al kirchnerismo o personas sospechadas de serlo.

En el repaso de la tapa también se verifica el ensañamiento: 18 de los 31 títulos fueron ataques directos al Gobierno (con temas reiterados como la Justicia, el juez Bonadio, Aerolíneas Argentinas, la marcha de la economía o el informe sobre el hambre).

Como contrapartida, el trabajo muestra la protección que se ejerce sobre Mauricio Macri, quien encabeza el cuadro de políticos fotografiados, con un promedio de dos por día.

En las notas, columnas de opinión, títulos y editoriales, acusa al kirchnerismo de injusto, corrupto, mentiroso, insensible, manipulador, negador, incoherente, impune, especulador, aprovechador, acomodaticio, desfachatado y mal administrador, entre otras cosas. Abruma el listado de lo que se dice sobre diferentes temas. Veamos:

Justicia: Traba las causas que lo pueden perjudicar; intenta llenar de amigos el Poder Judicial; encuadra la ley según sus necesidades políticas; provoca un impacto económico con su ofensiva contra la Justicia; deja la servilleta de Corach del tamaño de una estampilla; avanza sigilosamente sobre el Poder Judicial bajo la hojarasca de las elecciones; provoca una crisis institucional de magnitud.

Economía: usa discrecionalmente los recursos del Estado; guarda misteriosamente las reservas del Central; tiene reservas exiguas; les da riqueza a los que invierten en bonos y funde a los que producen trigo; aplica el método del apriete permanente; aplica la política de tasa alta y garrote; genera atraso cambiario; crea una nueva bicicleta con los plazos fijos; impide las inversiones reales al manejar a los jueces a control remoto; mantiene un atraso cambiario del 30 por ciento; pasa de exportador a importador de energía; culpa a los celulares de la falta de dólares; perturba a los arbolitos y genera temor entre los operadores; espía a los empresarios con la excusa de las corridas bancarias y el desabastecimiento: aumenta la concentración de recursos en el nivel nacional; distribuye más plata en las provincias que tienen gobernadores afines; aplica la política del palo y la zanahoria: ataca los efectos de los problemas y no las causas.

Política: quiere moldear al PJ a su antojo; no da respuestas institucionales contra la inseguridad; su falta de política contra la inseguridad hace que el periodismo resulte una salvaguarda; gasta para impulsar el consumo de cara a las elecciones: subestima al PRO y lo califica como un partido vecinal; ganó en La Rioja en una votación vidriosa cargada de denuncias; tiene funcionarios diestros para la construcción de su ingeniería política, pero torpes para elegir a sus delegados; festeja derrotas ajenas; sus funcionarios sonríen para la foto detrás de Scioli; conserva la iniciativa política con espionaje interno; usa la fórmula de la escribanía en el Parlamento; con tal de seguir “prendido” canta con el dúo Pimpinela y se pone el calzoncillo naranja; se aprovecha de la falta de reflejos de la oposición; defiende a Zannini, que oscila entre la soberbia y la falsa superioridad; no considera demócrata a ningún opositor: tiene el vicio stalinista de perseguir al adversario usando al Estado; ejerce un calificato en Santa Cruz. Corrupción: Crece el patrimonio de sus funcionarios; genera estadísticas polémicas; utiliza argumentos técnicos para evitar que la corrupción salga a la luz; ampara a una funcionaria que compró una casa en 300 mil dólares; comete irregularidades con el plan Qunita.

Internacionales: acuerda con Irán y se distancia de la comunidad judía; pierde 250 millones de Aerolíneas en el cepo venezolano; no tiene política exterior.

Sociedad: protege a un decano que montó un show porno; en 12 años no produjo un solo documento que sintetizara su plataforma; representa la droga en la provincia de Buenos Aires; naturaliza la mentira; el kirchnerismo es una enfermedad del menemismo y los dos del peronismo; muestra una negligencia y desidia pocas veces vista: es impune y desfachatado; nos enseña a no ser como ellos.

El continuo machacar hace que algunas personas de buena fe terminen por convencerse de que se está viviendo la peor etapa de nuestra historia.

El semáforo

Una de las secciones más leídas de Clarín es el “Semáforo”, siempre ubicado en las páginas 2 o 3, a modo de mini-editorial que no exige esfuerzo de lectura. Son mensajes directos de fácil interpretación. Los rojos son para personas malvadas, los amarillos para potenciales malvados y los verdes para quienes merecen un reconocimiento (artistas o deportistas, en general).

De los 31 días de julio, en 28 dedicaron el semáforo rojo a funcionarios kirchneristas, amigos o allegados, Las tres excepciones fueron el presidente de México, Enrique Peña Nieto; el portero Jorge Mangeri y la fiscal Viviana Fein, aunque a esta última también se la acusa de ser funcional al kirchnerismo.

Axel Kicillof lidera las posiciones con 7 menciones en rojo: por su patrimonio sospechado, el déficit fiscal, la colocación de bonos, el aumento de la deuda, el desmanejo de la Economía, la presión sobre los asalariados y la pérdidas de fábricas. Mariano Recalde es el segundo de la lista con 5 apariciones. La sensación que da es que se apunta al corazón de quienes pueden representar el futuro del kirchnerismo. Cristina Fernández apareció dos veces en el semáforo, lo mismo que Aníbal Fernández y Martín Sabbatella. Todos los dirigentes de los demás espacios políticos se mantienen invictos.

El amarillo, en la mayoría de los casos, se refiere a política internacional. En julio se encendió el alerta 7 veces para la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. También se mencionó a Nicolás Maduro, presidente de Venezuela; Rafael Correa, presidente de Ecuador; Evo Morales, presidente de Bolivia. Dos perlitas: en ese segmento apareció una vez Mauricio Macri, cuando se confirmó su procesamiento por las escuchas ilegales, y Mariano Rajoy, por la pérdida de popularidad.

El título y la nota

Una práctica común en el diario es la de afirmar una cosa en el título y otra muy distinta en el cuerpo de la nota. Aquí se reproducen dos ejemplos concretos del mes de julio:

Dice el título: “Empresarios: el 41 por ciento piensa que la situación empeorara”. Y dice la cabeza informativa: “Hay una ligera expectativa de los empresarios según una encuesta realizada por la consultora Dalesio Irol para IDEA. Se espera un segundo semestre sin sobresaltos y con relativa normalidad. Para el 30 por ciento la situación seguirá igual. Para el 29 por ciento mejorara y para el 41 por ciento empeorará”.

O sea que para el 59 por ciento la situación económica será igual o mejor, pero el título es que para el 4 por ciento empeorará.

Otro caso. El título dice: “Fuerte elogio del titular de la UIA a Macri”. Y en la nota dice Héctor Méndez, titular de la UIA: “El proyecto de Scioli es uno y el de Macri otro. No son parecidos, pero decir que uno es mejor que otro me parece temerario”. ¿Y el fuerte elogio?

Variedad de recursos

Una de las pocas buenas noticias que aparecieron publicadas en Clarín, en junio (7 en total en el mes) es ésta: “El cine, imbatible, vive su mejor año en tres décadas”. Pero en la bajada se explica “esto pasa porque en época de crisis el cine es la salida más barata”.

En páginas contiguas se publicó el 4 de julio: “Scioli fue a buscar votos al bastión de un ex massista”. “Michetti, de gira en Córdoba.” Los dos hacen lo mismo, pero uno busca votos y la otra sale de gira. Un extraordinario ejemplo para estudiantes de periodismo.

Fotos y dibujos

El personaje político que más apareció en fotos o dibujos en el mes de julio es Mauricio Macri, 63 registros. Un promedio superior a 2 por día. En segundo lugar está Rodríguez Larreta, con 49 apariciones. El detalle de cada uno es el siguiente: Mauricio Macri 63; Horacio Rodríguez Larreta, 49; Daniel Scioli, 43; Martín Lousteau, 37; Sergio Massa, 35: Cristina Fernández de Kirchner, 33: Axel Kicillof, 31; Mariano Recalde, 20: Ernesto Sanz, 16; Gabriela Michetti, 15; Julián Domínguez, 14: María Eugenia Vidal, 14: Aníbal Fernández, 13: Margarita Stolbizer, 10: José Manuel de la Sota, 10; Máximo Kirchner, 9; Elisa Carrió, 8; Amado Boudou, 8; Luis Zamora, 6: Myriam Bregman, 5: Alicia Kirchner, 5; Martín Sabbatella, 4: Carlos Zannini. 3; Jorge Altamira, 3.

El 90 por ciento de las fotos de las figuras del PRO corresponde a actos de campaña, celebraciones o reportajes. En un solo caso, un dirigente del PRO aparece asociado a un aspecto negativo: Macri, cuando salió en el semáforo amarillo. De Cristina Fernández se publicaron 27 fotos y 6 dibujos. En uno de los dibujos aparece con Herminio Iglesias y Máximo; en otro con Macri, vestida de novia y en otro barriendo debajo de la alfombra. Aníbal Fernández está en tres caricaturas; en dos, junto a Herminio Iglesias, en una delante de Martín Sabbatella, escondido bajo sus pies.

La fijación de Sabat con Herminio Iglesias se supone que es para poner en un mismo plano a los nombrados con lo peor del peronismo. Los lectores más veteranos recuerdan que el hombre quemó un ataúd radical antes de las elecciones de 1983, lo que contribuyó a la victoria de Raúl Alfonsín. La asociación con el personaje suena a una expresión de deseos del dibujante y del diario de que se repita la historia,

La crisis

Por último, un dato significativo: en el cuerpo principal del diario en los cuatro sábados de julio se publicaron 161 avisos de una página, la mayoría de supermercados y shoppings. No se tomaron en cuenta los avisos que ocupan un espacio menor a una página. El detalle es el siguiente:

Sábado 4 30 avisos 112 páginas
Sábado 11 42 avisos 112 páginas
Sábado 18 48 avisos 112 páginas
Sábado 25 41 avisos 104 páginas

Si se sumaran los avisos menores da que más del 50 por ciento del diario son publicidades. ¿Esto es época de crisis?

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.