DEPORTES › RAMIREZ PELEA EN LAS VEGAS

Tyson vs. Lebedev

 Por Daniel Guiñazú

Deberá exigirse a fondo esta tarde Víctor Emilio Ramírez para ampliar su dominio en la categoría crucero. Porque desde las 16, en el Khodinka Ice Palace de Moscú y con transmisión en vivo por TyC Sports, afrontará, sin dudas, la pelea más exigente de toda su campaña. Su rival será el ruso Dennis Lebedev y estarán en juego dos coronas mundiales: la de Asociación que ostenta Lebedev y la de la Federación en poder del llamado “Tyson del Abasto”.

Hay perspectiva de nocaut y la certeza casi absoluta de que el pleito no llegará a los 12 rounds pactados. Al menos, así lo dictan los antecedentes de los dos campeones. Lebedev (dio 90,050 kg en el pesaje de ayer) tiene 36 años de edad y de sus 28 victorias, 21 sucedieron antes del límite, mientras que Ramírez (acusó 90,100 kg en la báscula moscovita) de 32 años, logró 17 definiciones categóricas sobre 22 triunfos. Ninguno es invicto (ambos sufrieron dos derrotas). Pero eso resulta un detalle cuando la pólvora está fresca de ambos lados.

Ramírez, protegido deportivo del ex candidato presidencial y gobernador bonaerense Daniel Scioli (en cuyo predio deportivo de Benavídez realizó cuatro de sus últimas cinco presentaciones), tuvo un 2015 desparejo. Arrancó con una buena actuación ante el nigeriano radicado en Los Angeles, Ola Afolabi, la noche en la que ganó el título interino de la división. Y decepcionó luego al empatar ante el jamaiquino Ovill Mc Kenzie, un retador de ocasión que a punto estuvo de ganarle la corona que había dejado vacante el por entonces campeón Yoan Pablo Hernández, un cubano radicado en Alemania. Fuerte, voluntarioso y decidido pero también ansioso e impreciso (tira muchos golpes, pero marra también demasiados), el “Tyson del Abasto”, a falta de mayores luces, apostará sus cartas de triunfo a la presión constante sobre el peleador local.

Lebedev, que hará hoy la tercera defensa de su segundo ciclo como campeón (lo fue antes sólo cinco meses entre 2012 y 2013) está habituado a eso. Y seguramente replicará con esas mismas armas para quebrarlo a Ramírez por lo que el pleito promete ser breve. Ganará el que meta la primera piña fuerte. Pero t ambién, el que sea capaz de resistirla. Los dos saben lo que es irse a la lona, levantarse y después ganar. Ya lo han hecho.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.