DEPORTES › LA SELECCION ARGENTINA SUPERO 90-69 A URUGUAY

Un inicio para pensar que Beijing no queda tan lejos

Con una gran conducción de Prigioni y buenas labores de Scola y Román González, el equipo de Hernández arrancó para ilusionar.

El arranque de la Selección Argentina de básquetbol en el Preolímpico de Las Vegas resultó ideal. Porque por un lado se sacó los nervios del debut con una convincente victoria 90-69 sobre Uruguay. Y además, disipó gran parte de las dudas que genera la posición de base, con las muy buenas actuaciones de Pablo Prigioni, figura y goleador argentino con 20 puntos, y en menor medida de Antonio Porta. También fueron importantes los aportes de Román González, Luis Scola y Matías Sandes. Ahora, esta noche, Argentina se medirá con Puerto Rico a partir de las 21.30, en su segunda presentación en el certamen.

La idea del equipo de Sergio Hernández fue aprovechar la potencia de su juego interior para sacar ventajas. Con la versatilidad de Scola y la presencia de González comenzó a encontrar vías de gol cómodas, pero recién pudo establecer la primera diferencia cuando aparecieron los lanzamientos externos y González comenzó a controlar a Esteban Batista, el primer uruguayo en llegar a la NBA. Dos triples consecutivos de Prigioni y otro de Delfino sirvieron para que Argentina tomara una ventaja de seis puntos (17-11), que luego se estiraron a diez al final del primer cuarto (23-13).

El comienzo de las rotaciones le complicó el panorama al ataque argentino, que comenzó a perder fluidez. Porta no ingresó tan lúcido y el juego interno tampoco pudo pesar como al comienzo. Sólo Lo Grippo se las pudo ingeniar para anotar con consistencia. Además, Uruguay cambió a todos sus perimetrales, lo que modificó la escenografía del partido, ya que Fernando Martínez, Silveira y García Morales le imprimieron otro ritmo a la ofensiva uruguaya. Así la ventaja argentina se redujo a sólo tres puntos en el inicio del tercer cuarto.

Sin embargo, con el regreso de los titulares, Argentina empezó a liquidar el partido con un parcial 12-0. Uruguay sintió el esfuerzo –había jugado la noche anterior un suplementario ante Panamá– y se desordenó por completo. Abusó de los tiros desde afuera sin una buena selección y con malos porcentajes. Por eso, fortalecido en su tablero, el conjunto de Hernández amasó una ventaja superior a los veinte puntos que le permitió llegar muy cómodo al último parcial. Tanto que Uruguay presentó su rendición al sacar a Batista cuando promediaba el tercer cuarto y ya no lo volvió a utilizar. Por eso, Argentina también comenzó a regular, pensando en un torneo que será muy largo, pero con la convicción de que actuaciones como la de ayer la acercarán a una de las dos plazas para Beijing.

“Somos los vigentes campeones olímpicos, así que tenemos que seguir trabajando duro porque sabemos que nos vamos a enfrentar a buenos equipos, pero estamos contentos, jugamos bien y hay que seguir luchando por nuestro objetivo”, indicó el entrenador argentino tras la victoria. También se mostró satisfecho con la producción de Prigioni, que dejó en claro que el tema de las ausencias ya está en el pasado. “Somos 12 jugadores y la clasificación depende de nosotros. No podemos saltar a la cancha pensando en los que no están”, dijo el cordobés, que probablemente haya jugado uno de sus mejores partidos con la camiseta de la Selección.

Compartir: 

Twitter
 

Prigioni fue el conductor: metió 20 puntos y asistió.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.