DEPORTES › INDEPENDIENTE PERDIO 2-0 CON BANFIELD Y, SI BOCA GANA, LE SACARA LA PUNTA DEL APERTURA

El Rojo tropezó en el sur y hoy se puede caer

Con goles de Barrales en el final del primer tiempo y de Lucchetti, de penal, el equipo de Llop bajó al líder, que no jugó bien, no tuvo variantes para dar vuelta el partido y ya no depende de sí mismo para sostenerse en la cima. El penal que sancionó Beligoy fue muy polémico.

Independiente perdió bastante en su paso por el sur. Es que el equipo de Troglio cayó 2-0 ante Banfield, dejó una imagen muy pálida, fue superado con amplitud por un adversario inteligente y hoy puede perder la punta si Boca le gana a Newell’s. Jerónimo Barrales y Cristian Lu-cchetti, con un penal muy dudoso, marcaron los goles del justo vencedor.

Lejos de amedrentarse con los pergaminos del líder, Banfield salió a adueñarse del desarrollo, pese a tener un solo delantero fijo. Con Barrales como única referencia adelante, pero con Maidana, Patiño y Civelli llegando desde atrás, el conjunto de Llop encontró la fórmula para molestar a Assman, que tuvo trabajo en ese arranque y que fue clave para que Independiente sostuviera el empate.

Al líder todo le costaba. En el medio, los volantes no encontraban la pelota y siempre corrían de atrás a sus rivales. Adelante, Montenegro no entraba en acción, por lo que Sosa y Denis tampoco recibían juego. De esa manera, el conjunto de Troglio no arrimaba peligro y apenas podía sostener la igualdad. La intención de pararse de contragolpe se quedaba sólo en eso, porque nunca podía sorprender a Banfield, que lucía más concentrado y con mayor actitud.

Al conjunto local le faltaba peso en la ofensiva. Por más que generaba peligro, Assman le ganaba el duelo particular a Barrales, que tuvo dos chances claras que el arquero le impidió. Claro que en el final de la etapa el delantero se desquitó y puso la merecida ventaja para el conjunto de Llop. Todo nació en un cambio de frente para Maidana, que enganchó para su zurda y mandó un centro perfecto para la llegada de Barrales por el segundo palo. Pese a la presencia de Báez y Matheu, el atacante saltó entre los dos y metió el frentazo goleador.

La pobre producción del primer tiempo y el marcador en contra llevó a Independiente a modificar su actitud. Se adelantó en el terreno, arriesgó con el ingreso de Rodrigo Díaz, pero siguió sintiendo la presión de los jugadores de Banfield, que siempre ahogaban al posible receptor. Fue por eso que el conjunto de Llop manejó bien el desarrollo y liquidó el partido con un polémico penal que sancionó Beligoy y que Lucchetti convirtió con un tiro a la derecha de Assman.


Compartir: 

Twitter
 

Broggi quita y Fredes cae.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.