DEPORTES › OPINIóN

Menos elaboración, más vértigo

 Por Pablo Vignone

Envuelto en la dulzura del resultado, River confía en haber abandonado el drama haciendo paso de comedia y sospechando que la tragedia rodeará los flancos de su archirrival en los días por venir. Tiene derecho a vivir un período de euforia, después de siete fechas sin ganar y tres años sin una victoria sobre Boca en partidos oficiales. De cómo sepa interpretar lo que realmente sucedió en el campo ante un pobrísimo rival dependerá buena cuota de la recuperación efectiva.

¿Qué tuvo de distinto este River, qué lo distinguió para justificar el giro de la suerte? J. J. López no se escudó, tras la victoria, en el desgranamiento táctico de los méritos. “No creo mucho en los dibujos, eso es para el periodismo –afirmó–. Pero sí creo en tener un equipo corto, sólido para defender, ligero para salir y contundente para atacar.”

Traducido: renuncia a la elaboración, apuesta por la verticalidad, aceleración en tres cuartos, pero también menos paciencia para elegir la jugada (acaso eso explique el corto resultado final) y velocidad en el tanque sólo para 20 minutos. En ese lapso, el equipo de la Banda fue dueño de la escena, ejerciendo superioridad física y de una presencia en el campo que Boca jamás desafió.

Mientras Borghi renunciaba a la línea de tres como preludio a otra renuncia, López armaba una parecida, con tres zagueros (Maidana, Ferrero, Román), liberando a Ferrari para sumarse a Almeyda y Acevedo en la contención, algo parecido a lo que alguna vez tuvo Angel Cappa en mente, con otros nombres, pero que su equipo nunca plasmó. La audacia, apurada por la urgencia, no duró demasiado. Facturado el gol de Maidana, el ingreso de Arano por Pereyra permitió alinear de a ratos una defensa de cinco hombres, cuando River ejecutó la cesión de pelota e iniciativa sin más a cambio. El tibio rival que fue Boca anoche no logró cobrar en la ventanilla que atendía Carrizo eso que parecía un cheque en blanco.

Embargado por la alegría, J. J. López patinó al afirmar haber planificado el partido para ganar, como si fuera posible que cualquier colega suyo se planteara objetivos distintos. Se verá oportunamente si semejante distracción no opera en su contra.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice
  • ARGENTINA Y BRASIL SE MIDEN DESDE LAS 14 EN DOHA, QATAR
    Un clásico en pleno desierto
  • LE GANó EL SUPERCLáSICO EN EL MONUMENTAL CON UN GOL DE CABEZA DE JONATAN MAIDANA
    River le tiró todos los dramas a Boca
    Por Ariel Greco

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.