EL PAIS › RECHAZO AL INTENTO DEL COBISMO DE QUEDARSE CON LA CONDUCCION DEL BLOQUE

El alfonsinismo resiste en el Senado

Los senadores alineados con Ricardo Alfonsín dijeron que Julio Cobos quiere dar “un golpe de Estado” y pelearán por sostener a Gerardo Morales al frente de la bancada. En ese marco, volverán a pedir una interna en marzo para definir al candidato de la UCR.

 Por Sebastian Abrevaya

La interna radical está más encendida que nunca. “Esto es un verdadero golpe de Estado”, sentenció ayer un importante senador del bloque radical, que se opone a la embestida del vicepresidente Julio Cobos para destituir al titular de la bancada, Gerardo Morales, dirigente del Movimiento de Renovación Nacional (Morena) que acompaña la candidatura de Ricardo Alfonsín. Desde ese sector advirtieron que no van a adoptar “una posición mansa”, sino que darán pelea para retener la conducción y adelantaron, además, que en los próximos días el presidente del Comité Nacional, Ernesto Sanz, insistirá con su pedido a los precandidatos presidenciales para que se anticipe la definición del candidato radical para marzo o abril del año próximo.

Ante la decisión del vicepresidente –adelantada por Página/12 la semana pasada– de empezar a armar una lista con los senadores dispuestos a reemplazar a Morales, el grupo del jujeño anunció ahora que no va a rendirse sin dar la pelea. “Es muy burda la maniobra porque es manejada por Cobos. El está hablando con los senadores. Quiere cobrarse lo de la Cámara de Diputados, que fue un tema de los propios diputados”, señaló ayer el propio Morales.

Lo cierto es que los cuestionamientos a Morales surgieron luego de que en Diputados el grupo que comanda Alfonsín reemplazara a Oscar Aguad por Ricardo Gil Lavedra. El año pasado, tras un conflicto que amagó con fracturar la bancada radical en la Cámara baja, Alfonsín y Aguad acordaron alternar un año cada uno en la vicepresidencia de Diputados y la jefatura del bloque. Al consolidarse este año su candidatura, Alfonsín decidió no asumir la conducción de los 43 legisladores y postuló a Gil Lavedra en su reemplazo. Allí el sector de Aguad encontró una excusa para no entregar la jefatura y todavía se mantiene el conflicto por los cargos de la mesa ejecutiva del bloque.

En paralelo a esa negociación y ante la posibilidad de perder el control de la bancada, el vicepresidente decidió abrir otro frente en el Senado y postular al ex gobernador de Catamarca Oscar Castillo, quien tiene más chances de ganar. Entre los que respaldan a Castillo como nuevo presidente se encuentran su comprovinciana Blanca Monllau, el rionegrino Pablo Verani, la mendocina Laura Montero, los correntinos Eugenio “Nito” Artaza y José Roldán, el santiagueño Emilio Rached y el cordobés Ramón Mestre. Pero de esos ocho, el alfonsinismo impugna a Castillo y a Monllau, por formar parte de un bloque diferente, el Frente Cívico de Catamarca, y a Roldán, del Frente de Todos.

Los seis que apoyan la continuidad son el titular del partido, Ernesto Sanz, el formoseño Luis Naidenoff, el tucumano José Cano, el entrerriano Arturo Vera, el santacruceño Alfredo Martínez y Morales.

Hay tres que se mantienen en duda. El pampeano Juan Carlos Marino, actual vicepresidente segundo de la Cámara alta, que quiere ser candidato a gobernador y ante el aumento de la popularidad de Alfonsín dejó de militar en el cobismo para manejarse con cierto equilibrio entre ambos candidatos. Marino sonaba como otro de los posibles reemplazantes de Morales, aunque en realidad se trataba de un ofrecimiento del cobismo para que vote con ellos.

Otro de los que todavía no se pronunciaron es el chaqueño Roy Nikisch, que también tiene aspiraciones a la gobernación de su provincia, la cual deberá disputar con Angel Rozas, una de las espadas del Morena. Sin embargo, ayer señalaron que existe buen diálogo entre ellos y que Rozas tenía en cuenta que su rival interno “es el que mejor mide”. El último de los tres es el chubutense Mario Cimadevilla, que no simpatiza con Alfonsín, pero que tampoco milita en el cobismo.

“No le vamos a entregar el bloque a un legislador que no acata las decisiones orgánicas, que juega la doble combinada”, arremete un senador alfonsinista, que recuerda el faltazo de Castillo a la votación del 82 por ciento móvil y el voto en contra de la Ley de Glaciares. Operadores del Senado sostenían que será el martes próximo, cuando se reúna el bloque casi por última vez en el año, el momento en que llegue una definición.

Compartir: 

Twitter
 

Gerardo Morales y Julio Cobos, ahora enfrentados por la conducción del bloque en el Senado.
Imagen: Dyn
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared