DEPORTES › LAS SENSACIONES DE MERCIER, ROMAGNOLI Y BAUZA

“Un partido digno”

La decepción de los hinchas de San Lorenzo se notó ayer tanto en las calles de Marrakech como en las de Boedo. La gran fiesta que ofrecieron los hinchas del campeón de la Copa Libertadores en el Gran Estadio de la ciudad marroquí y la ovación a sus jugadores cuando éstos recibían la medalla correspondiente al segundo puesto de la edición 2014 del Mundial de Clubes, quedará también grabada en la memoria de los jugadores, quienes tras la caída se mostraron apesadumbrados.

Sin ocultar sus lágrimas, el capitán Juan Mercier valoró la actuación del equipo en la final ante Real Madrid. “El balance es más que positivo. Se intentó, no se pudo, pero nos vamos con la frente alta”, dijo el volante. Y, consultado sobre los errores cometidos, agregó: “Muchos esperaban 32 o 18 goles. San Lorenzo jugó un digno partido e hizo lo que tenía que hacer. La gente nos alentó y más no se puede pedir. Hay que agradecerle a la gente”.

Por su parte, Leandro Romagnoli coincidió con Mercier e hizo foco en el poderío del rival, Real Madrid. “Sabíamos que iba a ser una final muy difícil, porque el Real Madrid tiene las figuras que ya conocemos. Nos cruzamos con un rival difícil pero hicimos un partido digno. Sólo falta agradecerle a la gente que nos acompañó siempre”, destacó el Pipi, emocionado, y agregó: “Ellos tienen grandes figuras y las hicieron valer. En el primer tiempo nos faltó un poquito de tenencia de pelota. En los últimos minutos lo hicimos mejor, pero no alcanzó”.

En tanto, el arquero Sebastián Torrico expresó: “Hicimos un gran esfuerzo. Ellos son contundentes a la hora de atacar y no pudimos mantener el cero durante más tiempo. Creo que si el primer tiempo hubiera sido más parejo, tal vez el desarrollo del segundo hubiese sido distinto”. Luego, sobre su falla en el segundo gol, apuntó: “Esperaba un remate abierto, pero la pelota se desvió en Mas, me pegó en el brazo y no pude controlarla”.

Por último, el entrenador Edgardo Bauza, manifestó: “Siento orgullo del equipo por la entrega, porque jugamos contra un rival de una jerarquía enorme. En el segundo tiempo emparejamos la lucha, pero estoy contento con lo que hicieron los jugadores, terminamos el año subcampeones del mundo. Ha sido un honor terminar este año jugando la final del Mundial de Clubes contra el Real Madrid. Más allá de la tristeza de haber perdido, estoy realmente orgulloso de haber conducido al plantel esta temporada”.

Compartir: 

Twitter
 

Kalinski, tras la derrota, es consolado por un compañero.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.