ECONOMíA › LAS ENTIDADES ESCUCHARON EL CONSEJO DE CARRIO ANTES DE CONVOCAR AL ACTO

“Si no movilizan van muertos”

La estrategia del agro es redoblar la presión sobre los senadores con actos, marchas y reuniones para “conversar”. Están convencidos de que en Diputados iban ganando, pero perdieron a último momento por no haber hecho suficiente lobby.

 Por Fernando Krakowiak

El sábado pasado a la medianoche, mientras transcurría la sesión en Diputados, el legislador Felipe Solá llamó por celular a los presidentes de las entidades del campo y les pidió que fueran rápido al Congreso. “Vengan porque esto está que arde. Los votos dan, pero hay que contener porque si no algunos se van a dar vuelta”, les advirtió. Eduardo Buzzi, de Federación Agraria; Mario Llambías, de CRA, y Luciano Miguens, de Sociedad Rural, llegaron lo antes posible. En ese momento creían que la resolución 125 no iba a ser ratificada, pero cuando al mediodía siguiente el oficialismo ganó la votación les quedó la sensación de que si esa noche hubieran estado desde más temprano ejerciendo presión el desenlace habría sido diferente. “Nos dormimos”, señaló a PáginaI12 un ruralista que prometió estar temprano en el Parlamento el próximo miércoles. El motivo por el que convocaron al acto es el mismo, aunque en ese caso la consejera fue la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. “Si no movilizan van muertos”, les dijo a segundas líneas de las entidades y luego lo repitió por todos los medios de comunicación que pudo.

La estrategia del agro es redoblar la presión sobre los legisladores de todas las formas posibles porque saben que si el Senado ratifica la resolución 125 va a ser difícil mantener vigente la protesta. Dicen que recurrirán a la Corte Suprema para plantear la inconstitucionalidad de la norma, pero el máximo tribunal podría demorar varios meses hasta tomar una decisión. Por eso decidieron volver a la vera de las rutas, realizar asambleas en los pueblos, montar la carpa en la Plaza de los Dos Congresos, convocar al acto en el Monumento a los Españoles para el martes próximo y mantener reuniones con los senadores más dubitativos. Los ruralistas son conscientes de que los mayores avances en su embestida contra el Gobierno los lograron en las calles y apuntan a recrear un escenario similar, aunque sin llegar al extremo de cortar las rutas. “El acto del martes es para que los legisladores nacionales vean que no somos solamente un puñado de dirigentes que estamos dando vueltas en el Congreso”, afirmó ayer Alfredo De Angeli, presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos convertido en icono de “las bases” durante el conflicto. “Hablan de que tenemos una renta extraordinaria y nosotros hablamos de supervivencia”, agregó sin sonrojarse.

La intención de los chacareros de las distintas provincias es marchar para participar del acto y luego pasar la noche en Buenos Aires para estar el miércoles en los alrededores del Congreso durante la votación. Quien les recomendó eso es Elisa Carrió. Primero lo hizo en privado y luego repitió el consejo en una “minigira” por los medios de comunicación. La líder opositora asegura que los legisladores oficialistas no votan por convicción, sino por las prebendas que les ofrece el Ejecutivo. Por eso les pidió a “las bases” que hagan guardia frente al Parlamento durante la noche del miércoles para hacerles sentir el aliento en la nuca. Allí también estarán los kirchneristas, que volvieron a montar sus carpas en la plaza del Congreso para no perder terreno frente a los chacareros.

Adentro del recinto, se espera otra fuerte puja el día de la votación de la que participarán los dirigentes del agro. Fuentes de las entidades dijeron a PáginaI12 que el sábado pasado a la madrugada varios diputados modificaron su voto a último momento a cambio de fondos para sus provincias o intimidaciones personales. Cuentan anécdotas de lo más diversas que involucran amenazas de “carpetazos” por parte de la SIDE o apertura de causas judiciales que están “dormidas”. La idea que buscan transmitir, en sintonía con Carrió, es que el oficialismo sólo consigue sus votos “aterrorizando” a sus legisladores, mientras que la oposición lo hace defendiendo convicciones personales. Según ellos, ese esquema sólo podría ser alterado si el miércoles recorren los despachos y “conversan” con los senadores. En ese caso, aseguran que no sería una presión indebida, sino sólo un esfuerzo para que los legisladores hagan valer su libertad de conciencia al momento de votar.

Compartir: 

Twitter

Luciano Miguens, titular de la Sociedad Rural, pasó ayer unos minutos por el Senado.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.