ECONOMíA › EL GOBIERNO ANUNCIARA SUBSIDIOS AL AGRO Y UN PLAN PARA EL SECTOR

Un arsenal de medidas sin prestar atención al lockout

La Casa Rosada cambia de estrategia frente al nuevo desafío agrario. En lugar de confrontar con sus ideólogos, la Presidenta lanzará un paquete integral de fomento a la producción. Incluye 530 millones en subsidios, ayudas por la sequía y a los tambos y retenciones cero.

 Por Roberto Navarro

El Gobierno anunciará un plan agropecuario para cuando termine la nueva ronda del lockout del sector del campo privilegiado. Se trata de un importante paquete de medidas que no se frenará pese al nuevo desafío político de la mesa empresaria del sector. Cristina Fernández de Kirchner quiere anunciarlo antes del término de la protesta, pero aún se están evaluando los últimos detalles. PáginaI12 tuvo acceso exclusivo a ese plan elaborado por la Secretaría de Agricultura. El proyecto apunta, fundamentalmente, a incrementar la producción de maíz y trigo, premiando con retenciones cero al excedente de un umbral determinado de producción de esos dos granos. También podría incluir una rebaja inmediata a las retenciones al trigo. Se propone salir en ayuda de las zonas más afectadas por la sequía y apoyar al sector lácteo, que viene golpeado por la caída de los precios internacionales. En concreto, el plan incluye medidas referidas a los aranceles para la exportación de granos, 130 millones de pesos en subsidios para ganado y trigo por las pérdidas sufridas a raíz de la sequía, 160 millones de pesos en subsidios para alcanzar un precio de corte de la leche de 1 peso, 240 millones en subsidios para las economías regionales, subsidios a la tasa de interés de los créditos del Banco Nación para el sector, que llegan a tasa cero en el caso de los agricultores familiares, y la conformación de una mesa de negociación para diseñar una nueva política ganadera.

“Las medidas que anunciaremos están siendo analizadas desde hace más de un mes y la dirigencia agropecuaria lo sabe, porque el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, se lo dijo en la última reunión con la Mesa de Enlace”, señaló a PáginaI12 un importante colaborador de la Presidenta. En la Casa Rosada afirman que, dado el delicado panorama financiero internacional, resulta imprescindible realizar un “análisis responsable” del impacto fiscal de las medidas que se implementarán para apoyar al sector. Sumando el dinero que se les entregará a los afectados por la sequía, más el subsidio anual para las economías regionales y anualizando el subsidio a la leche, el Estado destinará a ese paquete unos 530 millones de pesos, sin incluir el monto por la eventual rebaja de retenciones.

Con respecto a los derechos de exportación, la principal y casi exclusiva razón por la que los productores volvieron a las rutas, el Gobierno dice mantener la filosofía que impulsó la resolución 125: asegurar la soberanía alimentaria. Se le sumó el proyecto con el que llegó Cheppi a Agricultura: aumentar la producción de granos, como vía para resolver el conflicto del suministro de alimentos para el mercado interno y la exportación. Es decir, que haya una producción suficientemente importante de maíz y trigo –los dos granos que mayor incidencia tienen en la canasta básica de alimentos– para que los productores puedan ganar dinero exportando a precios internacionales y los argentinos puedan alimentarse a precios que estén en línea con los salarios locales.

El Gobierno reconoce que los números del sector lechero son cada vez más estrechos, pero discrepa con los dirigentes del sector en las razones del problema. Alfredo De Angeli asegura que el año que viene el país tendrá que importar leche. Pero los datos de Agricultura reflejan una realidad distinta. Este año se producirán 10,2 millones de litros de leche, de los que se exportará el 25 por ciento. “La verdad es que el mundo va camino a una recesión y ya se empezaron a anular operaciones externas. El precio internacional está cayendo bruscamente”, señaló a PáginaI12 un importante funcionario de la Secretaría de Agricultura. Las empresas procesadoras y comercializadoras de lácteos quieren pagar el precio internacional: 86 centavos por litro de leche. Según afirman en esa dependencia, lo que quiere el campo es un subsidio del Estado para ayudar a los tambos. “El Gobierno se lo va a dar; la discusión es cuánto será el monto”, completó la fuente de la cartera agrícola.

Las principales medidas para el sector agropecuario que anunciará la presidenta Cristina Fernández –posiblemente esta semana– son las siguientes.

Retenciones

Carlos Cheppi llegó a su cargo con un proyecto elaborado en el INTA denominado Base Productiva para el Desarrollo Sostenible Administrado. En ese trabajo propone pasar de las actuales 94 millones de toneladas de producción de granos a 148 millones de toneladas en 2015. Los aumentos más importantes son para el maíz –de 20 a 45 millones de toneladas– y para el trigo –de 15 a 23 millones de toneladas–. Para incentivar ese aumento e ir bajando el promedio de las retenciones a las exportaciones, Cheppi propuso a la Presidenta que si la producción total de maíz del año próximo supera un umbral –aún no decidido, pero que estará relacionado con las últimas cosechas–, el excedente tenga arancel de exportación cero. Lo mismo regirá para el trigo, pero en este caso ese umbral podría ser más bajo, dado que la próxima cosecha será menor que la anterior debido a la sequía. Una vez superado el objetivo de producción nacional, cada productor que haya comercializado más granos que en la campaña anterior (en el caso del trigo se analiza el procedimiento) recibirá ese tratamiento fiscal diferenciado. Obviamente, es un premio que recibirán sólo los que operan en blanco. A la vez, se sigue analizando la posibilidad de rebajar algunos puntos el actual arancel de exportación de trigo, situado en 28 por ciento.

Sector lechero

En el Poder Ejecutivo afirman que el conflicto lácteo “no tiene nada que ver con los pactos de precios llevados adelante por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno”. En la actualidad, las empresas lácteas les pagan a los tambos 94 centavos de peso por litro de leche. Pero con la caída de precios internacionales comenzarán a pagarles 84 centavos. La dirigencia agropecuaria pide que el Estado les complete un precio de corte de 1,25 peso. En Agricultura afirman que ese valor es el que necesita el tambo más ineficiente del país. Y que con un precio de un peso se cubre el costo y una ganancia razonable de la mayoría de los establecimientos lecheros del país. “El resto será tratado con políticas especiales”, señalaron a este diario técnicos de la cartera agrícola. Por eso Fernández de Kirchner anunciará que el Estado subsidiará los 16 centavos de diferencia entre los 84 centavos de peso que pagan las procesadoras lácteas y el precio de corte de 1 peso que dispuso el Gobierno. El costo fiscal anual estimado de esta medida es de 160 millones de pesos.

Sequía

En Agricultura aseguran que en algunas zonas del país la sequía tiene características “catastróficas”. Pero, a la vez, señalan que la Mesa de Enlace aprovechó la situación de los productores afectados para reclamar subsidios para todo el país. Según un mapeo realizado por el INTA, antes de las lluvias de la semana pasada, las zonas que necesitan un aporte del Estado por pérdidas en trigo y ganado son Chaco, el norte de Santa Fe y el este de Santiago del Estero. Los subsidios serán manejados a través de las provincias y los municipios. El total de los fondos que destinará el Estado rondará los 130 millones de pesos.

Economías regionales

La mayor parte de las producciones regionales pagan para exportar un arancel externo del 5 por ciento. El reclamo de la dirigencia empresaria agropecuaria es que se elimine esa retención. En el Ejecutivo piensan que de esa manera sólo se beneficiarían los exportadores, que son unas pocas firmas. La decisión entonces fue generar un fondo de subsidios para todos los productores de las economías regionales por un monto igual al total de lo recaudado por ese 5 por ciento de retenciones. También en este caso los subsidios serán administrados por las provincias y los municipios. El costo fiscal de esa medida será de 240 millones de pesos.

Créditos

El Banco Nación otorga créditos para pymes a cinco años de plazo al 12 por ciento anual. La Presidenta anunciará un subsidio de la Secretaría de Agricultura para bajar los costos de los créditos para el sector agropecuario. El subsidio general para todas las pymes del sector será del 50 por ciento de la tasa. Así, el interés será del 6 por ciento anual. Para las pequeñas y medianas explotaciones de noreste y noroeste argentino el subsidio será del 75 por ciento de la tasa. Es decir que el interés que pagarán por sus créditos será de sólo el 3 por ciento anual. Para las pequeñas explotaciones, la nueva Subsecretaría de Agricultura Familiar subsidiará el ciento por ciento de la tasa. Es decir que esas familias que trabajan sus pequeños campos tendrán créditos a cinco años en pesos a tasa cero.

Ganadería

En la Casa Rosada consideran que se trata de un sector con grandes posibilidades, pero que, en el presente, resulta el más complicado de reordenar. Por eso pretenden armar una mesa de negociación con fuerte peso político. Están sondeando a los gobernadores para poner en funcionamiento el Consejo Federal Agrícola, conformado por los secretarios de Agricultura del país, para que la negociación con el sector se lleve a cabo en ese ámbito.

Compartir: 

Twitter
 

El Gobierno analiza una rebaja en los derechos de exportación de trigo. También habrá incentivos para aumentar las cosechas.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.