ECONOMíA › INMOBILIARIO BONAERENSE, CON NUEVAS ALíCUOTAS

Sin revalúo, 150 mil pagarán más

El gobierno bonaerense impulsa un cambio en las alícuotas del impuesto inmobiliario, del que resultaría un aumento de casi el 20 por ciento para 150 mil propiedades con valor de mercado superior a los 250 mil dólares. A la vez, eximirá del gravamen a un millón de contribuyentes de bajo poder adquisitivo. Así lo anunció el director ejecutivo de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), Santiago Montoya, quien aseguró en rueda de prensa que “no habrá ningún revalúo inmobiliario ni tampoco una suba masiva de impuestos”.

El titular de ARBA puntualizó que “existe una fuerte dispersión de lo que se paga de impuesto inmobiliario para una propiedad de igual valor en distinto partido”. Así, remarcó que “para una vivienda con un valor de mercado de 250 mil dólares, en Campana pagan 700 pesos anuales de impuesto inmobiliario; en La Matanza y en San Isidro, 600; en San Fernando, 2900; en Lanús 2500, y en Quilmes, 2600”. “Eso es injusticia tributaria. Acá se está subsidiando a los ricos, se está subsidiando a los countries, y la idea es recortar esos subsidios para atender a los más pobres”, indicó Montoya. En ese sentido, aseguró que “no aumentará la recaudación de este impuesto por los cambios que van a introducir, sino que por los aumentos y las reducciones, la sumatoria será cero”.

“Se van a ajustar los impuestos para aquellos que pagan sumas escandalosamente bajas por sus propiedades, no para los que pagan lo correcto”, afirmó el funcionario, quien señaló que “habrá un millón de hogares con crédito fiscal, que van a pagar cero”. Añadió que habrá también unos 150 mil hogares “que también verán ajustada, pero mínimamente, en no más de 2 pesos anuales, la alícuota impositiva”.

“Olvídense de los revalúos y de toda clase de aumento impositivo masivo en la provincia de Buenos Aires”, dijo Montoya en la conferencia de prensa brindada ayer al mediodía en las oficinas de ARBA en la ciudad de Buenos Aires. El funcionario calificó de “delirante” la posibilidad de instrumentar una medida de ese tipo, como anticiparon fuentes periodísticas. “Lo que sí vamos a hacer es recortar subsidios y los vamos a redistribuir entre los más pobres”, agregó Montoya al referirse a la posibilidad de instrumentar un proyecto tendiente a “transparentar” el método de cálculo que se utiliza para el cobro del inmobiliario.

“En materia de propiedades urbanas, lo que nosotros tenemos es una situación de ‘Hood Robin’ en algunos casos; como consecuencia de diferentes medidas que se han ido aplicando a lo largo de los últimos 12 o 13 años, el Estado provincial gasta algunos cientos de millones de pesos en subsidiar ricos, propiedades de más alto valor”, afirmó el titular de ARBA. Detalló que se trata de “alrededor del 2 o 3 por ciento de las propiedades de la provincia de Buenos Aires” que pagan menos de lo que deberían por la valuación de la propiedad. Montoya adelantó que el proyecto será enviado a la Legislatura a fines de este mes.

Rafael Perelmiter, ministro de Economía de la provincia, que compartió con Montoya la conferencia de prensa, también subrayó que “no se está proponiendo ningún aumento de impuestos”. Explicó, además, que los ajustes que se pretenden incorporar en las alícuotas está lejos de poder ser considerado un revalúo de las propiedades. “Para realizar un revalúo inmobiliario se requiere de una ley, pero antes reunir a las comisiones que existen en los 134 municipios provinciales y que atienden en la materia, para llegar a un acuerdo previo a la acción del Parlamento”, explicó.

“Es un proceso que demanda unos dos años como mínimo”, completó Montoya, quien remarcó que “es ridículo pensar en un revalúo cuando ya se hizo el año pasado. Se hacen cada 10 años aproximadamente”, recordó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.