ECONOMíA › ACUERDO ENTRE LA ANSES Y TECHINT PARA DESIGNAR A ALDO FERRER AL FRENTE DE SIDERAR

Privatizada con presidente estatal

Fue el fruto de la negociación por la representación del paquete accionario que posee la Anses. La entidad resignó el reclamo de tres asientos por el 25 por ciento de las acciones, pero accede a la titularidad de la firma.

 Por Cristian Carrillo

Los cruces legales entre el grupo Techint y la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) concluyeron con la designación del economista Aldo Ferrer al frente de Siderar. El nombramiento se decidió por consenso durante la asamblea ordinaria llevada a cabo ayer, según confirmaron fuentes del holding y de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. La publicación de la decisión se conocerá oficialmente mañana. De esa manera, se alcanzó un punto intermedio entre el pedido del Gobierno por ejercer el derecho a voto sobre el 25 por ciento de las acciones que tiene a través de la Anses –implicaba ocupar hasta tres de los once lugares del directorio– y la negativa de la firma al ingreso del Estado en el cuerpo. La presencia de Ferrer en Siderar se suma a la lista de empresas sobre las que la Anses tiene acciones y reclamó su derecho a voto (ver aparte).

Ferrer recibió anteanoche, a última hora, un llamado telefónico desde el Ministerio de Planificación. Era para comunicarle que sería propuesto oficialmente para ocupar el directorio de Siderar. También hubo luego una comunicación con la empresa. Para el inicio de la asamblea de ayer ya estaban todas las partes de acuerdo. “Nos pareció una propuesta sensata y no existió objeción para que se convierta en el nuevo director de la compañía”, reconoció la fuente de Siderar. Los representantes de la Anses que participaron de la asamblea también quedaron conformes.

La situación se había vuelto tensa ente los directivos de Techint y el Gobierno. La puja comenzó con la nota enviada por la Anses el miércoles 7 de abril último, con firma del subdirector de operación del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, Sergio Chodos, en el cual se reclamaba el derecho a voto por el 25,97 por ciento del capital social de Siderar. La nota fue enviada una semana antes de la asamblea general ordinaria de la sociedad para elegir directores.

Al lunes siguiente, luego del feriado por Semana Santa, el apoderado de Siderar, Horacio de las Carreras, envío a la Bolsa la respuesta del grupo. En el texto se hace mención a las limitaciones establecidas en el artículo 8 de la Ley 26.425 y el artículo 76 de la Ley 24.241. “En ningún caso las inversiones realizadas en una sociedad nacional o extranjera habilitarán para ejercer más del 5 por ciento del derecho de voto, en toda clase de asamblea, cualquiera sea la tenencia respectiva”, señala el punto “f” del artículo 76.

La administración que conduce Amado Boudou pretendió en un principio, al amparo de la Ley 19.550, de Sociedades Comerciales, ocupar tres sillas en el directorio de la empresa siderúrgica. El Gobierno ya había ejercido esa opción en otras firmas sobre las que ostentaba participación accionaria, como Camuzzi Gas Pampeana, Transportadora Gas del Sur, Gas Natural BAN y, desde ayer, también en Consultatio (ver aparte). Sin embargo, el Gobierno decidió no avanzar con presentaciones judiciales y se abstuvo a las normas presentadas por la empresa.

“Para avanzar sobre esa iniciativa no quedaba otra que cambiar las leyes vigentes”, reconocieron a Página/12 desde la Bolsa. Según se explicó, en la última modificación que se realizó sobre la ley de Seguridad Previsional no se realizaron cambios en los límites impuestos sobre la representatividad en el directorio. “Sin embargo, se buscó ampararse en la defensa de los fondos públicos y en el interés común de los jubilados”, justificó uno de los funcionarios que participaron como observadores de la asamblea. “Entendemos que se puede votar por toda la tenencia. La estrategia fue buscar una justificación en base al principio elemental del derecho, más allá de lo que dice explícitamente la ley. Fue todo un esfuerzo interpretativo”, agregó.

Finalmente, el Gobierno desistió de seguir presionando y desde la empresa se mostraron receptivos a poner al frente a un hombre del riñón kirchnerista. “Se buscó manejar una situación que promete ser delicada con el sector fabril con la mayor cintura política. No se puede negar que fue una solución salomónica”, opinó el directivo de la Bolsa. De hecho, las declaraciones del nuevo titular de la Unión Industrial, Héctor Méndez, durante su asunción anteayer sirvieron para que el Gobierno decida por una salida menos beligerante.

La composición del directorio de Siderar quedará conformada entonces por tres accionistas independientes, dos en representación de los trabajadores y el resto, incluyendo a Ferrer a la cabeza, designados por Techint, de acuerdo con lo detallado a este diario por la compañía. “La nómina completa y el resto de las decisiones adoptadas se publicarán en 48 horas”, informaron. También se dejó asentado que la Anses no insistirá en obtener uno, dos o tres lugares en el directorio. “Será material para una discusión futura, seguramente a través de algún cambio en la ley, si se busca representación del Estado por el cinco o el veinticinco por ciento”, concluyó la fuente gubernamental.

Compartir: 

Twitter
 

Aldo Ferrer, economista de prestigio. Planificación lo propuso para presidir la ex Somisa.
Imagen: Silvana Miyashiri
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.