EL PAíS › ACUERDO ENTRE CINCO PARTIDOS PARA CONTROLAR LAS ELECCIONES

La “fiscalía moral” de la oposición

La CC, la UCR, el PS, el Frejuli y Recrear consensuaron “estrategias combinadas” y advirtieron sobre un posible “fraude electoral”.

 Por Miguel Jorquera

Después de la fragmentación en distintos frentes electorales, la oposición volvió a juntarse ayer para acordar una estrategia que le permita “cuidar” sus votos en las elecciones legislativas. El Encuentro por la Transparencia Electoral reunió a cinco partidos nacionales: Coalición Cívica, UCR, Partido Socialista, Frejuli y Recrear. Firmaron un documento de doce puntos, incluidas varias presentaciones conjuntas ante la Comisión Nacional Electoral y “estrategias combinadas” para fiscalizar la votación. Los representantes de los hermanos Rodríguez Saá solicitaron que se convoque al rabino Sergio Bergman a encabezar una suerte de “fiscalía moral” que monitoree “con ciudadanos independientes” todo el proceso eleccionario. La idea se discutirá la semana próxima.

La reunión arrancó en el porteño Club Español con un almuerzo y terminó en una conferencia de prensa, donde los partidos opositores expusieron sus temores sobre un posible “fraude electoral”. Estuvieron Patricia Bullrich (CC), Gerardo Morales (UCR) y Laura Sesma (PS) –parte del mismo frente electoral–; Federico Pinedo (PRO), Esteban Bullrich (Recrear) y Alberto Natale (Demócrata Progresista) –por el macrismo y su alianza con el PJ disidente bonaerense, aunque el único partido nacional es Recrear–; el puntano Luis Lusquiños (Frejuli) –por los Rodríguez Saá y sus listas de peronistas anti K–.

El documento conjunto arenga a la ciudadanía “a cumplir con el acto del voto como ejercicio de la soberanía popular” y “a presentarse como autoridad de mesa o bien como fiscal electoral”, una propuesta que cada partido “promoverá” desde su propia estructura.

Aunque el acuerdo se ratificaría en todos los distritos, la preocupación opositora está centrada en la provincia de Buenos Aires –con un padrón de 10 millones de votantes–, particularmente en el conurbano, donde estos partidos no tienen estructura ni militancia para abarcar todas las mesas de votación. Por eso, “respetando la propia logística y estilo partidario”, resolvieron adoptar “estrategias combinadas para fiscalizar la votación”. El acuerdo incluye que los fiscales de cada partido tengan boletas electorales de todos los frentes opositores para reponerlas en las mesas en caso de que “desaparezcan” –como denunciaron en las elecciones de 2007–, también la elaboración de bocetos de recursos para denunciar “inmediatamente” ante la Justicia Electoral “cualquier tipo de irregularidad”, para luego poder impugnar la votación en las mesas involucradas.

Lusquiños sorprendió con la propuesta de crear una “fiscalía moral” y la convocatoria al rabino Bergman para que la conduzca. La idea sedujo a los macristas, pero la CC tomó distancia: se expresó a favor de algo “más amplio” y tal vez “más laico”. La discusión se retomará la semana que viene. También para entonces quedó relegada una propuesta de Morales que entusiasmó al resto de los participantes: el radical invitó a redactar una agenda parlamentaria “para garantizar la gobernabilidad” tras una elección que dejaría un Congreso “con mayoría opositora”.

Compartir: 

Twitter
 

Morales llamó a armar una agenda parlamentaria y el espacio de los Rodríguez Saá convocó al rabino Bergman.
Imagen: DYN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.