ECONOMíA › EL GRUPO ENERGéTICO COMANDADO POR IVANISSEVICH QUIERE DESEMBARCAR EN TRANSPORTADORA DE GAS DEL NORTE

Oferta de Emgasud para comprar TGN

El grupo Techint, uno de los principales accionistas de TGN, resiste la venta, que sus socios aceptan. La compañía declaró sorpresivamente el default de su deuda en diciembre del año pasado y fue cuestionada por el Gobierno.

 Por Cledis Candelaresi

Si prospera la oferta que Emgasud ha hecho a TGN para integrarse a la empresa como socio mayoritario, gestiones por ahora informales y a través de negociaciones reservadas, se habrá dado un paso más en otra argentinización de las compañías energéticas. La firma de Alejandro Ivanissevich aspira así a continuar su proceso de expansión en la actividad gasífera, pero sin un esfuerzo de recursos demasiado notorio, tal como reconoció a este diario el propio protagonista. Esta avanzada tiene el aliento oficial. Pero la negativa que opuso Techint, líder del grupo operador de la Transportadora de Gas del Norte, impidió hasta ahora la concreción de esa operación.

TGN está en una situación económica complicada y su vínculo con el Gobierno se deterioró sensiblemente, dos cuestiones que la hacen vulnerable. “Hay que reformular el plan de la empresa que se quedó sin estrategia y nosotros la tenemos”, se ufanó Ivanissevich ante Página/12, entendiendo que el negocio de TGN está complicado a raíz de un par de decisiones del Gobierno: el congelamiento de tarifas internas y el bloqueo de exportaciones, que le permitía compensar lo primero.

En vísperas de la última Navidad, TGN declaró el default de una Obligación Negociable por poco más de 22 millones de dólares, sobre su deuda total superior a los 340 millones. Entonces, la compañía explicó que las cuentas de la compañía sufrían un deterioro por las causas detalladas arriba. “No podemos decir a los socios que su empresa no vale nada, pero la verdad es que vale poco”, opina Ivanissevich. Con esta convicción, arrimó una propuesta para sumarse a TGN como socio controlante.

Tras la cesación de pagos de TGN en diciembre el Enargas intervino esa privatizada con el argumento de que peligraba el servicio público. Nombró como coadministrador a Roberto Pons con el argumento de que el traspié financiero hacía peligrar la prestación del servicio. Pero la empresa consiguió una medida cautelar en segunda instancia judicial del fuero contencioso administrativo por la que se limitaron las atribuciones del interventor. El Ente Regulador decidió afrontar esa medida vigorizando las inspecciones sobre la compañía. La apuesta de los reguladores es que prospere la denuncia penal contra la conducción de TGN por presunta violación de los libros y actas de directorio.

La tensión entre Planificación (bajo cuya órbita está el Ente Nacional Regulador del Gas) y TGN trasciende esa disputa. La compañía aún no renegoció su contrato de concesión y nunca quiso firmar la cláusula de indemnidad para que sus socios, y no el Estado argentino, asuman el pago indemnizatorio de 133 millones de dólares a favor del ex accionista CMS, que reclamó ante el Ciadi por los supuestos perjuicios de la Ley de Emergencia Económica. También hubo un fuerte cruce por el escándalo por los sobreprecios pagados a Skanska en la ampliación del gasoducto.

El 56 por ciento de TGN pertenece a Gasinvest, núcleo que integran Tecgas (de Techint), la malaya Petronas, la francesa Total y CGC. De ellos, el holding de los Rocca es el que se niega a abandonar ese negocio, aunque se lamente por su magra rentabilidad. Sobre este grupo concentró Ivanissevich sus esfuerzos de seducción, confiando en que la asfixia de TGN puede disuadirlo a ceder.

Emgasud surgió en 1991 como distribuidora gasífera de La Pampa y sur de Buenos Aires, pero en esta década avanzó sobre otros rubros. Opera el Gasoducto Patagónico, construye otros varios y participa en generación eléctrica de diversas formas. Pero su gran apuesta es integrarse como socio de Transportadora de Gas del Sur, a través de un acuerdo con sus accionistas. Este ingreso se dio como un hecho. Sin embargo, fuentes de la empresa aseguraron a Página/12 que todavía no se concretó, lo que podría reeditar la frustración que sufrió Ivanissevich cuando quiso quedarse con Edenor y con Metrogas.

Compartir: 

Twitter
 

“No podemos decir que la empresa no vale nada, pero la verdad es que vale poco”, opina Ivanissevich de TGN.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.