EL MUNDO › UN DOCUMENTO DEL BROOKINGS DICE QUE MéXICO NO TIENE UN PLAN

Proponen usar estrategias de contrainsurgencia

 Por G. A. de A.

Desde México, D. F.

El combate al narcotráfico en México sólo será efectivo con tácticas de contrainsurgencia urbana, una policía militar transitoria y asistencia multilateral, recomiendan los asesores del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a quien advierten que la violencia está fuera de control en México y la estrategia militar del gobierno de Felipe Calderón es reactiva, limitada y hasta contraproducente.

Un informe del Brookings Institution –un centro de investigación cercano a Obama que se dedica a la elaboración de políticas públicas– anticipa el fracaso de Calderón si no bajan pronto los índices de violencia. Ante este escenario, los asesores del gobierno de Obama proponen de plano cambiar las medidas adoptadas por Calderón, cuyo gobierno “carece de una estrategia hacia la violencia relacionada con la droga”.

Consideran que, sin un regulador del mercado ilegal de las drogas, la crisis de inseguridad generada por el narco –que controla varios territorios del país– tiene más paralelismos con Afganistán y Somalia que con Colombia.

“La turbulencia en el mercado mexicano de la droga es en varios sentidos análoga al nivel de caos y violencia en los mercados con profundos disturbios, como fue el caso de Afganistán a principios de los años ’90, antes del establecimiento de los talibán, o en Somalia.”

Aclara que la analogía no significa que México sea un “Estado fallido”, sino que el narcotráfico mexicano “está muy desorganizado y sus costos de transacción son tan altos que afectan al propio negocio ilegal”. Es más, dice, “el mercado ilegal en México necesita que emerja un árbitro o regulador”.

El documento revelado esta semana por la revista Proceso considera que México enfrenta de forma equivocada el problema, y estima que la “estrategia de decapitación oportunista” de algunos capos o jefes medios simplemente propicia una turbulencia más grande en el mercado y más batallas territoriales.

En el análisis del Brookings Institution participó su vicepresidente y director de política exterior, Carlos Pascual, que ha sido designado por Obama como embajador en México. La propuesta consiste básicamente en “el redespliegue de las fuerzas militares para enfocarse inicialmente en áreas estratégicas, establecer un firme control y gradualmente incrementar las áreas de predominio del Estado”.

Tal estrategia, dice, “es análoga, aunque no necesariamente idéntica, a la estrategia enfocada de contrainsurgencia urbana”. Esto no significa un aumento de fuerzas militares, sino un diferente despliegue, como se hizo en las favelas de Brasil. Sin embargo, el ejemplo no precisa si se refiere a antes o después de que surgieran los escuadrones de la muerte que eliminaban a niños en situación de calle, particularmente en Río de Janeiro.

De paso, sugieren crear una unidad de inteligencia táctica y estratégica, pues aseguran que el ejército mexicano carece de esa capacidad. Su tarea sería la de reducir la violencia, desestabilizar el mercado de las drogas y propiciar nuevas batallas entre los narcotraficantes, pero con el control de la seguridad pública, tal y como se hizo en Perú para detener a Abimael Guzmán, el líder de Sendero Luminoso. El informe tampoco menciona la reciente condena a veinticinco años de prisión al ex presidente Alberto Fujimori, encontrado culpable de dos masacres cometidas por militares durante el combate a la guerrilla, además del secuestro de un empresario y un periodista.

Compartir: 

Twitter
 

Militares y policías incineran toneladas de droga en Ensenada.
SUBNOTAS
  • Proponen usar estrategias de contrainsurgencia
    Por G. A. de A.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.