ECONOMíA › LOS SUPERMERCADOS CHINOS BUSCAN RECUPERAR TERRENO

Ofertas para enfrentar a los grandes

 Por Cledis Candelaresi

Los supermercados chinos se lanzaron a una carrera para recuperar el terreno perdido frente a las grandes cadenas en los primeros meses del año. Estos negocios intentan seducir a los consumidores con ofertas propias en respuesta a firmas como Carrefour o Wal Mart, que avanzaron hacia las bocas de proximidad. A decir de los comercios orientales, esta competencia explica la caída interanual del 3,8 por ciento en sus ventas, ya que la crisis no habría afectado las colocaciones de productos básicos que amagan con repuntar en el segundo semestre.

A mediados de marzo hubo un pacto de caballeros con el Gobierno por el cual, según se anunció, los supermercados chinos ofrecerían 120 productos básicos a precio diferencial. Pero a decir de estos comerciantes y del titular de la Cámara Argentina de Comercio, Carlos de la Vega, “no hay ningún acuerdo en ejecución”.

Para las firmas de origen oriental el convenio no prosperó, porque de casi sesenta proveedores que quisieron involucrar en el acuerdo, el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, habría admitido a poco más de diez, anexando, a su vez, a distribuidores cuyas pautas de venta no habrían resultado satisfactorias. “Muchos ofrecen combos: para abastecer un producto barato, hay que comprarles otros más caros y la ecuación no cierra”, se lamentó Miguel Calvete, secretario general de la Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad de Residentes Chinos (Casrech).

Como el acuerdo quedó en la nada, los más de cinco mil negocios que integran este núcleo optaron por negociar sus propios pactos con los proveedores tradicionales. Así, la canasta de artículos rebajados se achicó a unos 30.

Pero el principal reproche de Casrech a los gobiernos nacional, provinciales y municipales es que no haya una regulación que le ponga coto a la proliferación de los supermercados de proximidad, aquellos locales más chicos y con un stock más reducido que están abriendo las grandes cadenas. Frente a este enemigo común, se aliaron con los almaceneros para hacer un lobby hasta ahora infructuoso con el fin de que se frene el avance de esa competencia.

Los distribuidores también dan cuenta de un fenómeno que trasciende a los negocios de origen chino. En los últimos meses se mantuvo la cantidad total de unidades vendidas de productos básicos, aunque cambió el mix de marcas: hubo un crecimiento de las segundas y terceras en detrimento de las primeras. Esto ocurrió también en las grandes cadenas, donde además se estancaron las ventas de electrodomésticos e indumentaria, pero no las de alimentos.

Casrech inauguró ayer las jornadas anuales de supermercadismo chino, esta vez sin la visita presidencial. “Preferimos no politizar el evento”, justificó Calvete. Después de los comicios del domingo descuentan que algunas cosas pueden cambiar. De movida, varias industrias proveedoras se disponen a corregir los precios “entre el uno y dos por ciento” con la anuencia oficial.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.