ECONOMíA › LA AUTORIDAD MONETARIA DEJO DE VENDER Y AHORA EMBOLSA DOLARES

Cambió la mano para el Central

Luego del pago del último vencimiento de deuda, los inversores comenzaron a desdolarizar sus carteras para pasarse a instrumentos en pesos. El Banco Central pudo volver a comprar dólares para las reservas. La Bolsa cortó su racha y cayó.

 Por Cristian Carrillo

Cambió la mano y ahora el Banco Central en lugar de vender dólares empezó a absorber las divisas que le sobran al mercado. Esfumada la incertidumbre típica de un período preelectoral y con el tipo de cambio casi sin movimientos desde el cierre de los comicios, los inversores comenzaron a desdolarizar sus carteras para pasarse a instrumentos en pesos. Los títulos públicos fueron los que más se beneficiaron de esa nueva estrategia con alzas que les permitieron hasta duplicar su valor en menos de dos meses. El Central pudo, además, luego de una marcada salida de reservas por el pago de vencimientos del Boden 2012, ir recuperando dólares a partir de la compra de divisas. Ayer el volumen de reservas se ubicó en 44.600 millones de dólares. En la plaza cambiaria el billete verde se ofreció al público a 3,84 pesos.

En el segmento mayorista, donde operan bancos y empresas por un mínimo de un millón por cada posición, la oferta desbordó nuevamente las compras. Al ingreso de los exportadores de granos, que mejoró debido al incremento en los precios, se le sumó la llegada de dólares del exterior de inversores que comenzaron a posicionarse en papeles locales. En las mesas reconocen una mayor actividad, lo que se refleja en el volumen de negocios, de 336 millones de dólares, superior al promedio de las últimas jornadas.

De todos modos, el ritmo lo marcó la autoridad monetaria. “El BCRA estuvo en la punta compradora y en la punta vendedora hubo liquidación de exportadores”, sintetizó el informe del banco Puente. Como contraposición, los bancos privados ganaron protagonismo como oferentes de dólares, principalmente las entidades más chicas, que prefirieron tomar pases en pesos del Central cubriéndose por el tipo de cambio en el mercado de futuros. El resultado fue una suba del dólar de apenas dos milésimas en el mayorista, a 3,825 pesos. En tanto, en bancos y agencias de la city porteña concluyó en 3,84 pesos para la venta. A pesar de las compras, las reservas se retrajeron en 20 millones de dólares debido a la caída en la cotización del euro, el oro y de algunos títulos externos que son parte de la cartera del Central.

En acciones, los inversores condujeron una baja del índice MerVal debido a una toma de ganancias. Las ventas buscaron aprovechar la mejora acumulada de los principales papeles que integran el papel y que llevaron al índice a su máximo en un año. Finalmente, el MerVal retrocedió 1,6 por ciento a 1776 puntos. En la caída también influyó el desempeño de Wall Street, donde el Dow Jones marcó su segunda baja consecutiva, esta vez de 0,3 por ciento. En el plano local las acciones reunieron negocios por 66,24 millones de pesos. Entre las empresas que más bajaron en el selecto grupo de las líderes se ubicaron Petrobras Energía, 3,2 por ciento; Siderar, 2,9 por ciento, y Tenaris, 2,5 por ciento. El resultado fue positivo para los bancos Francés y Macro, con márgenes de 2,1 y de 1,7 por ciento, respectivamente.

En tanto, las empresas continuaron acercando sus balances a la Bolsa. La siderúrgica Tenaris, uno de los mayores fabricantes mundiales de tubos de acero sin costura para la industria petrolera, informó a la Bolsa una ganancia neta de 709,3 millones de dólares durante el primer semestre. La compañía controlada por el grupo Techint agregó que las ganancias disminuyeron 14,4 por ciento si se comparan con el trimestre anterior, entre enero y marzo de 2009, cuando declaró ganancias por 393,1 millones de dólares. Según el comunicado, el desplome de las ganancias se debió a una “demanda significativamente menor a la luz de la crisis económica global en desarrollo y su impacto en las actividades” de sus clientes. En tanto, Autopistas del Sol perdió 98,7 millones de pesos.

Los títulos públicos continuaron con la pausa de su raíd alcista. Entre las emisiones en pesos lo más destacado pasó por el repliegue del Descuento y Par que finalizaron con pérdidas del 3,1 y 3,2 por ciento, respectivamente, mientras que el Boden 2012, nominadas en dólares, cedió 0,4 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

La cotización al público se sostuvo por la intervención del Banco Central.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.