ECONOMIA › ACUERDO EN LA CUMBRE DE MEXICO PARA CAPITALIZAR LA ENTIDAD REGIONAL

El BID duplica sus préstamos

Después de duras negociaciones, América latina, Estados Unidos y Europa acordaron integrar 1700 millones de dólares en el banco para que pueda dar más créditos. Argentina pondrá 187 millones y podrá captar hasta 700 millones más. Se frenó un avance del FMI.

 Por Tomás Lukin

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre los organismos multilaterales el principal financista de Argentina desde 2003, duplicará sus recursos prestables. En Cancún, México, los representantes de los países miembros acordaron ayer elevar la capitalización del banco un 70 por ciento, con un desembolso efectivo de 1700 millones de dólares a realizar en cinco años. Los fondos disponibles para créditos para la región ascenderán hasta los 11.700 millones de dólares anuales. Bajo la hipótesis de que la crisis financiera internacional no terminó y ante las catástrofes de Haití y Chile, los representantes de los países de América latina reclamaban un incremento superior. Aunque el acuerdo posible con Estados Unidos y Europa llegó hasta ese techo, la cifra duplica los montos de financiamiento anteriores a la crisis internacional. Los fondos disponibles para Argentina crecerán entre 500 y 700 millones de dólares.

Las comitivas de la región, por otra parte, lograron desarticular una iniciativa de Estados Unidos que pretendía incorporar como exigencia previa al otorgamiento de un préstamo del BID un aval del Fondo Monetario Internacional. “La subordinación del BID a las opiniones del FMI que impulsaba Estados Unidos no prosperó, fue un cuestionamiento generalizado de todos los países de América latina que somos mayoría y rechazamos esas condicionalidades”, señalaron a Página/12 funcionarios del Ministerio de Economía que participaron de las prolongadas negociaciones. La comitiva norteamericana, que posee el 30 por ciento de los votos, pretendía que exista una evaluación positiva del Artículo IV realizado por el FMI antes de otorgar un préstamo de inversión. El requerimiento ya existe para los préstamos al Tesoro, pero en la negociación los países latinoamericanos hicieron valer el 50,1 por ciento de sus votos para oponerse.

Desde la delegación que acompañó al ministro de Economía, Amado Boudou, y la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, remarcaron que el documento acordado no contempla la participación del desacreditado Fondo en los préstamos de infraestructura, pero sí se hizo una llamada para fortalecer la capacidad del BID en los análisis macroeconómicos. Esos estudios ya se realizan en todos los casos antes de otorgar un crédito y no implican la imposición de condicionalidades.

El incremento en un 70 por ciento del capital de la entidad, hasta los 170 mil millones de dólares, permite duplicar la capacidad prestable del banco en forma sostenible. Las posibilidades actuales rondaban los seis mil millones de dólares anuales, pero la crisis internacional obligó a elevar esa cifra hasta los 15 mil millones en 2009. Según advertían los técnicos del BID, no era posible mantener ese nivel, ya que se había logrado utilizando hasta el límite la ingeniería financiera para apalancamiento del banco. La última capitalización del organismo se había realizado en 1994. Entre fines de los ochenta y ese año, el capital del banco creció 100 por ciento.

Cerca del viceministro de Economía, Roberto Feletti, destacaron la relevancia del incremento potencial en los fondos prestables. Sin embargo, advirtieron que ante la situación de Haití y Chile tras los terremotos, así como las demandas de crédito de algunos países que estaban desendeudándose con el organismo, “hubiese sido importante para la región incrementar los fondos disponibles por año hasta los 14 mil millones de dólares, dos mil millones más por año que el monto comprometido”. La oposición para el mayor crecimiento del BID provino de la delegación estadounidense.

De los 1700 millones de dólares que efectivamente desembolsarán a lo largo de cinco años los países miembros, Argentina deberá aportar alrededor de 187 millones de dólares. La cuota de 40 millones a lo largo de cinco años elevará entre 500 y 700 millones los fondos disponibles para el país. El año pasado el BID otorgó créditos por 1688 millones de dólares, con un flujo neto positivo de 456 millones de dólares, tras el pago de vencimientos de capital e intereses. Este año el banco regional volverá a ser el principal financista multilateral, con 388 millones de ingresos netos, seguido por el BM con 264 millones y la CAF con 86 millones.

Por otro lado, el director ejecutivo de Argentina y Haití en el BID, Eugenio Díaz Bonilla, destacó la “solidaridad” de los países de la región con Haití. Se consensuaron donaciones por dos mil millones de dólares y la cancelación de su deuda con el organismo.

Compartir: 

Twitter
 

Amado Boudou, ministro de Economía, expuso en la asamblea anual del BID.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared