ECONOMIA › ENTUSIASMO EN EL EQUIPO ECONOMICO POR EL CANJE DE DEUDA. BOUDOU CONFIA EN UNA ELEVADA ADHESION

“Los buitres se quedan sin margen de acción”

Tras la aprobación al prospecto en Estados Unidos, avanza la elaboración de la propuesta económica y la presentación en Europa y Japón. Según el ministro de Economía, todo estará listo para hacer el lanzamiento en quince días.

 Por Cristian Carrillo

El ministro de Economía, Amado Boudou, adelantó ayer que en 15 días dará a conocer la propuesta económica del canje de la deuda que todavía se mantiene en default. La oferta contendrá un grado de quita superior al 65 por ciento que tuvo la reestructuración de 2005, tal como se encuentra establecido por ley. El equipo económico, que participa hasta hoy en Cancún, México, de la asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), coincidió en que la operación permitirá una baja en las tasas de interés a niveles de “un dígito” para obtener financiamiento en el exterior. El lanzamiento del canje se concretaría entre “fines de marzo y la primera semana de abril”, agregó Boudou. Estos son los tiempos que se manejan ahora en el Palacio de Hacienda luego de que el órgano regulador del mercado estadounidense enviara a la Secretaría de Finanzas su aprobación al prospecto con el canje. “Los fondos buitre se quedarán ahora sin margen para sus demandas (judiciales)”, agregó el ministro.

Los funcionarios mantenían ayer la euforia que se desató tras conocerse el visto bueno de la Securities and Exchange Commission (SEC) del formulario 18-K con el prospecto general de la propuesta de canje. Si bien se esperaba que finalmente daría una respuesta positiva, en la cartera de Finanzas que conduce Hernán Lorenzino no se descartaba la posibilidad de que hiciera nuevos pedidos de aclaraciones. “No la esperábamos para este viernes”, reconoció un colaborador del secretario. El detalle de la propuesta, por tanto, se terminará de plasmar en papel en las próximas horas y en dos semanas la presentará oficialmente a la SEC. “Resta simplemente inscribir la oferta económica también en las Bolsas de Italia, Luxemburgo y Tokio, lo que tomará alrededor de quince días”, apuntó Boudou, quien reiteró que la respuesta del ente regulador era “el último paso formal”.

Según explicó el ministro, la oferta económica para los bonistas que se mantuvieron al margen del canje anterior deberá contener, por ley, condiciones menos ventajosas que las de 2005. “Por cada cien dólares que Argentina debía, se terminó pagando (en esa oportunidad) un valor de 35 dólares, tras una muy buena renegociación”, indicó Boudou. En el caso actual, la quita “para los holdouts será un poquito mayor al 65 por ciento”, afirmó Boudou, quien este jueves irá a la Comisión de Presupuesto del Senado (ver aparte).

No obstante, los funcionarios coincidieron en que la propuesta permitirá un alto grado de adhesión. El grupo de bancos –compuesto por Citi, Deutsche y Barclays– que presentó la oferta inicial al Gobierno, sobre la cual Economía realizó una serie de ajustes, aseguraba al Gobierno una participación de 50 por ciento, sobre los 20 mil millones de dólares que continúan en cesación de pagos. Sin embargo, en Economía y Finanzas estiman una adhesión en torno a 75 por ciento. “Va a ser un buen negocio para la Argentina y una solución para los acreedores. Además, esto permitirá terminar con un problema que Argentina arrastra desde 2001”, manifestó Boudou. El default fue declarado por Adolfo Rodríguez Saá (quien ocupó la Presidencia de la Nación una semana) e involucró unos 100 millones de dólares. Durante el mandato de Néstor Kirchner se inició un proceso de renegociación de la deuda y con ese primer canje se logró una adhesión de 76,15 por ciento, equivalente a 70 mil millones de dólares.

El titular del Palacio de Hacienda reiteró que la operación la costará a la Argentina “cero peso”, ya que los bancos que intervienen en este proceso “le cobrarán la comisión a los que buscarán los nuevos títulos”. Dentro de las condiciones de la propuesta inicial que presentó ese grupo de bancos, se contempla la suscripción por parte de los acreedores de nueva deuda por mil millones de dólares. Este esquema se mantiene para los grandes inversores. Tal como anticipó este diario, esos mil millones no surgen del grado de participación, sino de un pre-acuerdo con esos bancos. No obstante, Boudou adelantó que todo dependerá de que la tasa que pida el mercado sea “razonable”.

El objetivo es conseguir una tasa de interés promedio “por debajo de los dos dígitos”. Según estimó Boudou, la reestructuración del canje permitirá reducirla “notablemente”. De hecho, en los últimos días el mercado volvió a privilegiar la compra de títulos públicos locales, reduciendo sus rendimientos. Es así que los bonos en dólares de corto plazo ya ofrecen una tasa de retorno de entre 7 y 8 por ciento. Por su parte, la tasa del Boden 2015 (también en dólares), que suele tomarse de testigo para una futura salida a los mercados internacionales tras concluido el canje, se ubica en 11,5 por ciento, todavía alta para endeudarse.

La reapertura del canje de deuda permitirá también quitarles argumentos a los fondos buitre en sus constantes pedidos de embargo contra el país. “Es muy probable que los que hicieron juicio, es decir los fondos buitre, que representan unos 3000 millones de dólares, sigan pretendiendo una solución distinta. Pero, con todo el problema solucionado, éstos se quedarán sin margen para reclamar”, concluyó el ministro. Según reveló, unos 40 bancos de inversión con los cuales se reunió este fin de semana durante la asamblea del BID le pidieron que avance con la oferta y “aísle” a estos holdouts.

Compartir: 

Twitter
 

Hernán Lorenzino, titular de Finanzas. Tras el canje, el costo del crédito podría bajar a un dígito.
Imagen: Martín Acosta
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared