ECONOMíA › LA INFLACIóN DE ABRIL FUE DE 0,8 POR CIENTO, Y EN LO QUE VA DEL AñO ACUMULA 4,3 POR CIENTO

Las góndolas recorren aguas más calmas

El rubro “Educación” encabezó las subas, con un 1,6 por ciento, debido a los incrementos en las cuotas de los colegios privados. “Alimentos y Bebidas” aumentó menos que el mes pasado y le quitó presión a la Canasta Básica Alimentaria.

Los precios minoristas aumentaron 0,8 por ciento en abril, y en lo que va del año acumulan una suba de 4,3 por ciento, según informó ayer el Indec. El rubro “Educación” encabezó las subas con un 1,6 por ciento, debido a los incrementos en las cuotas de los colegios privados. En segundo lugar quedó “Equipamiento y mantenimiento del hogar” con 1,3 por ciento, y luego aparece “Alimentos y Bebidas”, con un ajuste de 1,1 por ciento que estuvo impulsado fundamentalmente por incrementos en el valor de frutas (2,1), verduras (2,1) y aceites (2 por ciento). Este rubro aumentó menos que el mes pasado (1,1 versus 2 por ciento) y le quitó presión a la Canasta Básica Alimentaria, que subió “sólo” 0,6 por ciento (ver aparte). Las consultoras privadas, por su parte, también dieron cuenta de un enfriamiento de los precios, pero en líneas generales sus cifras continúan duplicando el dato oficial.

Desde el Gobierno, la encargada de quitarles trascendencia a las subas resultó ser en esta ocasión la ministra de Industria, Débora Giorgi. “No hay inflación, lo que hay es un movimiento de precios muy puntuales en algunos productos porque hay muchos pícaros que frente a un incremento de la demanda aumentan los precios. Lo que hacemos nosotros es atacar con inversiones para generar nuevos competidores”, sostuvo la funcionaria, en línea con lo que habitualmente suele declarar sobre el tema el ministro de Economía, Amado Boudou, quien ayer se encontraba en Estados Unidos promocionando el canje de deuda.

Dentro del rubro Educación, “Textos y útiles escolares” trepó 0,9 por ciento y “Servicios educativos” 1,8 por ciento. En ese último ítem, se contabilizan los incrementos de las cuotas de colegios privados. A fines de marzo, por ejemplo, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires autorizó a esos establecimientos subvencionados a aumentar las cuotas con un tope máximo de 10,7 por ciento de acuerdo con el subsidio que reciben. Además, dio luz verde a un ajuste en la cuota correspondiente a mantenimiento de edificios, la cual se cobra una vez al año, lo que elevó el ajuste, al menos por abril, al 15 por ciento. En la provincia de Buenos Aires, mientras tanto, las subas llegaron el mes pasado, retroactivas a marzo, y en algunos casos puntuales fueron de casi un 30 por ciento.

El rubro que quedó segundo en el ranking de las subas fue “Equipamiento y mantenimiento del hogar”, que trepó 1,3 por ciento, pero a partir de la lectura del informe oficial no se pueden precisar los motivos de la suba porque no se desagrega ninguno de los productos que se contabilizan dentro de esta categoría.

“Alimentos y Bebidas” en esta ocasión quedó relegado al tercer puesto con un 1,1 por ciento, aunque en el acumulado de los últimos doce meses lidera las subas con 14,5 por ciento, contra una inflación general de 10,2 por ciento. En este caso, la atención no se concentró en las carnes, que treparon “apenas” 1,1 por ciento, sino en “Frutas” (2,1), “Verduras” (2,1), “Aceites y grasas” (2,0), “Productos lácteos y huevos” (1,9) y “Azúcar, miel, dulces y cacao” (1,8 por ciento). Estos aumentos fueron menores a las registrados en marzo, salvo en el caso de “Aceites”, que ese mes había trepado 0,3 por ciento y ahora se disparó un 2 por ciento.

“Indumentaria” aumentó 0,9 por ciento, fundamentalmente por el ajuste en los precios de la ropa (1,2). La ropa exterior tuvo un ajuste de 1,1 por ciento y la ropa interior, de 1,5 por ciento. El calzado, por su parte, subió 0,6 por ciento.

El listado de aumentos se completó con un 0,8 por ciento en “Atención médica y gastos para la salud” y un 0,6 por ciento en “Vivienda y servicios básicos”. Dentro de este último rubro, el alquiler de viviendas tuvo un incremento de 0,4 por ciento y en los últimos doce meses acumula una suba de 5,9 por ciento, por debajo de la inflación general del período.

Pese a la baja, la inflación oficial continúa siendo la mitad de la que calculan las consultoras privadas, que este mes también dieron cuenta de una desaceleración de los precios, aunque a partir de valores más altos. Bein y asociados calcularon un incremento de 1,5 por ciento, también con una baja importante en el rubro “Alimentos y Bebidas”. De hecho, para esta empresa los alimentos para ser consumidos en el hogar treparon 1 por ciento, un valor cercano al informado por el Indec (1,2 por ciento). Prefinex, otra de las compañías que realizan relevamientos privados, informó hace un par de días que su número fue 1,4 por ciento; Finsoport, la consultora de Jorge Todesca, también calculó 1,4 por ciento, mientras que C&T, de Camilo Tiscornia, fue un poco más allá y pronosticó un 2 por ciento, más del doble de la oficial. Desde el Indec, desestiman esas mediciones porque dicen que surgen de relevamientos mucho más acotados que el oficial y se desconoce cuál es la metodología que emplean.

Compartir: 

Twitter
 

En esta ocasión, la atención se concentró en “Frutas” (2,1), “Verduras” (2,1) y “Aceites y grasas” (2,0).
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.