EL PAíS › LUIS ALí, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIóN ARGENTINA DE ACTORES

“La cultura no se maneja como una empresa”

 Por Emanuel Respighi

El presidente de la Asociación Argentina de Actores (AAA), Luis Alí, señala que lo ocurrido “supera toda imaginación” sobre lo que el gobierno de Mauricio Macri es capaz de hacer en el área cultural. “El alquiler del San Martín para un evento privado, levantando funciones con una lógica comercial, es el último paso del Gobierno de la Ciudad respecto de su concepción de las actividades culturales. La política cultural estatal no se puede manejar como una empresa: debe pensarse en función de garantizar la pluralidad de voces e ideas, sumar lenguajes estéticos e incentivar la memoria, cuestiones que muchas veces el sector privado descuida”, subrayó el representante del gremio actoral. La AAA intentó ayer comunicarse con el ministro de Cultura porteño, pero en todas las ocasiones le contestaron que Lombardi “no estaba disponible”. “Creo que un hecho de estas características merece una explicación oficial urgente”, indicó.

Alí comenta que en una reunión con Lombardi realizada un mes y medio atrás, la asociación que preside le había “advertido sobre el rechazo absoluto al rumor que circulaba de que el San Martín se convirtiera en una especie de centro de convenciones”, y que en aquel momento el ministro “negó rotundamente tal posibilidad”. En tal sentido, y en medio de las negociaciones que la AAA tiene con el gobierno porteño para elaborar conjuntamente un acta–acuerdo para regularizar los contratos y los pagos a los profesionales del Complejo, Alí destaca que el alquiler “parece una burla” a los trabajadores y los habitantes de la ciudad. De todas maneras, aclara que no se trata de un hecho aislado: “Si se analiza que desde que Macri es jefe de Gobierno cerró el canal Ciudad Abierta, les quitó fondos a centros culturales, recortó el presupuesto del área cultural y redujo la actividad teatral del Complejo, resulta obvio que hay una intención de que incentivar y difundir cultura es tirar la plata, o que la cultura debe ser un negocio”, arriesga Alí. Desde la AAA, que aguardaba una explicación oficial para elaborar un comunicado, señalaron que si la situación del Complejo es muy asfixiante, lo que se debe procurar es incrementar el presupuesto. “Si se naturaliza el alquiler de una institución que cumple 50 años aportando un espacio único a la actividad teatral, no sólo la programación comenzará a diseñarse en función de caprichos de empresarios ricos, sino que muchos actores y directores dejarán de trabajar para el Complejo en función de esa imprevisibilidad.”

En relación con que el dinero ingresado por el alquiler haya ido a parar a la Fundación de Amigos del San Martín, el dirigente gremial puntualizó que si lo que se quiere es ayudar al teatro, lo que debería hacer la asociación es “luchar por mejorar el presupuesto que el gobierno destina al Complejo en particular, y a la cultura en general. Pero no creo que la solución económica provenga de la renta de las instalaciones de un teatro en el que trabajar es motivo de inmenso orgullo para actores de varias generaciones. El Estado no puede ni debe perder injerencia cultural porque un gobierno decide priorizar otras áreas”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.