ECONOMíA › OPERACIONES DE REFINANCIACION DE DEUDA ENTRE ORGANISMOS DEL SECTOR PUBLICO EN 2010

Cambiar papeles por otros papeles

A lo largo del año pasado se concretaron transacciones por 25.614 millones de pesos con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad previsional. Casi la totalidad fue refinanciación. De ese total, el aumento neto de deuda fue de apenas 2260 millones.

 Por Cristian Carrillo

Las secretarías de Hacienda y de Finanzas dispusieron la emisión de una letra del Tesoro por 631,6 millones de dólares que fue suscripta el 23 de noviembre último por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) previsional. La resolución fue publicada recién ayer en el Boletín Oficial, pero responde a operaciones que se cursaron el año pasado. En Economía explicaron que en los próximos días se conocerá el resto de esas transacciones intra-sector público. En su mayoría son renegociaciones de deuda, en la jerga financiera denominado rollover, concretadas el año pasado. Del total de esas operaciones, sólo un 9 por ciento respondió a nuevo financiamiento. El monto neto entregado por el FGS al Tesoro Nacional durante 2010 fue de apenas 2260 millones de pesos, equivalente a 578 millones de dólares.

Gran parte de la actual deuda es intra-sector público, que se concreta con el FGS debido a que ese organismo absorbió la cartera de bonos de las AFJP. “Básicamente, la operación consiste en abonar vencimientos de deuda con otros títulos públicos”, explicaron desde Economía. Una de esas transacciones fue informada ayer. El Tesoro emitió una letra por 631,6 millones de dólares (unos 2520 millones de pesos) que fue suscripta por el FGS de Sistema Integrado Previsional Argentino. Los intereses serán pagaderos al vencimiento, el 23 de marzo próximo, y se calcularán sobre la base de los días efectivamente transcurridos. La tasa de interés es del 5 por ciento anual.

“El financiamiento que obtuvo el Tesoro Nacional durante 2010 a través de organismos del sector público nacional, entre los que el FGS forma parte, es consistente con la política de desendeudamiento y financiamiento que realiza el Gobierno desde 2003”, dijeron a este diario desde Economía. El resultado de esta política pudo verificarse en algunos indicadores, tales como el riesgo país, que pasó de 660 puntos en diciembre de 2009 a 478 el mes pasado. Por su parte, el peso de la deuda sobre el PIB se redujo de 47,1 por ciento, mientras la deuda pública con el sector privado representa apenas el 17,8 por ciento.

El monto de deuda nueva que absorbió el FGS de 2260 millones de pesos fue el resultado de colocaciones de títulos públicos y letras del Tesoro por 25.614 millones, que se netean del pago de servicios de deuda al FGS por 23.354 millones. El 91 por ciento de las colocaciones del Tesoro Nacional al FGS constituyeron reinversiones por vencimientos de capital y servicios cobrados. “Sólo el 9 por ciento restante se debió a un nuevo financiamiento”, explicaron desde la cartera de Finanzas que conduce Hernán Lorenzino. Ese monto de financiamiento neto representó el 1,3 por ciento del total de la cartera de inversiones, según la última información disponible, al 30 de noviembre de 2010.

Según detallaron a Página/12, el financiamiento neto del FGS en los primeros nueve meses de 2010 alcanzó a 1502 millones de pesos, mientras que durante el cuarto trimestre se realizaron colocaciones netas adicionales por 758 millones de pesos, compuestas principalmente por letras que tienen vencimiento en el primer cuatrimestre de 2011.

“Estas colocaciones realizadas al FGS en instrumentos que no son de mercado desestiman cualquier análisis que se oriente a pensar que las operaciones con la Anses durante la última mitad de 2010 consisten en un vehículo de financiamiento indirecto del Tesoro Nacional”, apuntó un colaborador del ministro de Economía, Amado Boudou. De esta manera, salió al cruce de los analistas que aseguran que el gobierno nacional financia gastos con recursos del organismo que administra el dinero previsional. La participación de la cartera del FGS en instrumentos de deuda emitidos por el Gobierno se redujo 7,1 puntos porcentuales durante los primeros once meses de 2010, pasando de 62,0 a 54,9 por ciento. “Es importante destacar que dicha participación al 5 de diciembre era de 59,5 por ciento, cuando apenas estuvo operativo el SIPA”, señaló el funcionario.

La estrategia del FGS de suscribir instrumentos de menor plazo fue para priorizar la disponibilidad de mayor liquidez y permitir el crecimiento de sus inversiones en proyectos de la economía real. El 30 de noviembre de 2010 estas iniciativas mostraron la mayor participación desde el inicio del SIPA, explicando el 10,7 por ciento de la cartera del FGS e incrementando su peso en 4,7 puntos durante los primeros once meses de 2010.

Compartir: 

Twitter
 

Hernán Lorenzino, secretario de Finanzas. “El FGS y la Anses no financian al Tesoro”, afirman en Economía.
Imagen: Martín Acosta
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.