EL MUNDO › VITALY RADZOBUDKO SE LLAMARIA EL TERRORISTA DEL ATENTADO EN RUSIA

Las pesquisas apuntan a Dagestán

El gobierno intensifica la investigación para restaurar su imagen ante la opinión pública del mundo entero, ya que en los próximos años será anfitrión de actividades deportivas internacionales que los terroristas han amenazado.

 Por Shaun Walker *

Las fuentes de seguridad rusas dicen que un ruso cristiano que se convirtió al islamismo es el principal sospechoso del atentado terrorista del lunes en el aeropuerto de Moscú. Fuentes cercanas a la investigación dijeron que Vitaly Razdobudko, un hombre de 32 años de la ciudad de Stavropol, en el sur de Rusia, estaba siendo buscado en conexión con el ataque, según informó ayer el diario Kommersant. No se sabe si Razdobudko está sospechado de ser el terrorista suicida o un cómplice.

Razdobudko desapareció en octubre del año pasado, con su mujer, según las fuentes policiales de Stavropol. Se cree que fue un ortodoxo cristiano, de apariencia eslava, que luego se convirtió al islamismo. La bomba, que destruyó el salón de llegadas del Aeropuerto de Domodedovo el lunes a la tarde, mató a 35 personas, incluyendo a un británico, y dejó 180 heridos. Las autoridades rusas han dado poca información, y las historias de los testigos oculares difieren mucho. Algunos hablan de un terrorista suicida hombre, otros de una terrorista mujer; en algunos testimonios, el terrorista detonó un chaleco, mientras otros dicen que la bomba estaba en una valija.

La primera declaración oficial sobre el ataque se hizo ayer, cuando un representante del Comité Anti-Terrorismo de Rusia negó que los servicios de seguridad hubieran sabido de un posible ataque antes del lunes, y atacó a los periodistas por especular sobre quién estaba detrás de la explosión: “Sólo el Comité Investigador puede decir qué sucedió y cómo sucedió, y todos los demás debieran permanecer en silencio”, dijo un vocero del comité.

El primer ministro, Vladimir Putin, quien después del atentado dijo que “la venganza es inevitable”, ya afirmó que el ataque no tenía ninguna relación con Chechenia. La insurgencia islámica de Rusia se ha extendido en los últimos años a través de la región del Cáucaso Norte a las repúblicas vecinas. Nominalmente está controlada por Doku Umarov, el “Emir del Cáucaso”, pero los expertos creen que diferentes grupos funcionan en forma autónoma en distintas regiones.

En este caso, la sospecha ha caído en una célula llamada Brigada Nogai, que se cree que opera alrededor de Stavropol y en la parte norte del vecino Dagestán. La policía dijo que estaba buscando a diez miembros del grupo, que también está sospechado de estar detrás del fallido ataque de la víspera de Año Nuevo, cuando se cree que una terrorista suicida se estaba preparando para atacar a multitudes de rusos que celebraban la llegada del Año Nuevo en la Plaza Manezh cerca del Kremlin.

En cambio, se detonó durante el día en un suburbio de Moscú. La policía cree que la bomba se detonó en forma accidental, probablemente a través de un celular. Los informes no confirmados sugieren que el gobierno ruso cree que los atacantes del aeropuerto pueden haber sido entrenados en los campos de Al Qaida, en la frontera entre Pakistán y Afganistán. Los medios paquistaníes citaron ayer las fuentes de la agencia de Inteligencia del país, diciendo que funcionarios del servicio de seguridad de Rusia, el FSB, habían pedido información y apoyo a sus contrapartes paquistaníes.

Los grupos militantes también amenazaron con atacar los eventos deportivos. Rusia será anfitrión de la Copa del Mundo en 2018 y de los Juegos Olímpicos de Invierno en 2014. Y los juegos de invierno tendrán lugar en Sochi, no lejos de la región del Cáucaso Norte.

Ayer, más altos funcionarios de transporte fueron despedidos, incluyendo el jefe de seguridad del transporte aéreo para la parte occidental de Rusia. Medvedev dijo que la seguridad del aeropuerto había estado en “un estado de anarquía”, y parece interesado en culpar a los cuerpos civiles en lugar de preguntar por qué los servicios de seguridad del FSB y la policía no pudieron detener el ataque.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

El primer ministro, Vladimir Putin, se apresuró a declarar que “la venganza es inevitable”.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.