EL PAíS › AUTOEXCLUIDO DE LA INTERNA RADICAL, JULIO COBOS TRATA DE REPOSICIONARSE COMO CANDIDATO

Cleto no quiere quedar fuera de juego

El vicepresidente encabezará un seminario de seis encuentros, entre febrero y abril, en los que promete abordar “los problemas que le preocupan a la gente”. Busca así marcar un contraste con Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz.

 Por Sebastian Abrevaya

Mientras gran parte de la dirigencia radical empieza a convencerse de que Julio Cobos se bajará de la carrera presidencial, el vicepresidente está terminando de preparar su reaparición política: luego de autoexcluirse de la interna que protagonizarán Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz, encabezará un seminario de seis encuentros para los meses de febrero, marzo y abril, en los que abordará “los problemas que le preocupan a la gente”. “El resto discute los temas que tienen que ver con lo interno; nosotros vamos a trabajar en los temas para gobernar el país”, le adelantó a Página/12 Carlos Vasallo, coordinador de los equipos técnicos del vicepresidente.

La idea es similar a la que llevó adelante Cobos el año pasado bajo el nombre “La Argentina que queremos”. Se trataba de una serie de encuentros que se realizaron en Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Tucumán con ejes temáticos como desarrollo económico, cohesión social, fortalecimiento institucional, entre otros. El resultado de ese trabajo fue luego presentado como plataforma de gobierno a fin del año pasado, presentación que intentó, sin éxito, reinstalar al vice como firme candidato en la pelea con Ricardo Alfonsín.

En este nuevo escenario, y con Ernesto Sanz como principal amenaza de sus aspiraciones, el vice reeditará la fórmula de “la Argentina que queremos”. “Estamos trabajando en una serie de seminarios sobre los temas fundamentales de la coyuntura para los próximos meses. La semana que viene vamos a tener el programa totalmente definido”, explica Vasallo, un economista del equipo del ex diputado Raúl Baglini.

El think tank cobista está integrado por una serie de fundaciones que se mantienen en el proyecto del vicepresidente y los equipos de varios dirigentes como el intendente de Junín, Mario Meoni, o del diputado Daniel Katz. Con sede en la calle Piedras, los técnicos se reúnen en el barrio de Monserrat y de allí el nombre de Grupo Monserrat al colectivo integrado por la Fundación Coda, la Fundación Karacachoff y la Fundación Espacio Abierto Progresista, que conduce Leopoldo Moreau.

Algo de esto había esbozado Cobos en la carta que le envió al nuevo presidente del comité nacional, Angel Rozas, donde rechazaba participar de la interna de afiliados e independientes prevista para el 30 de abril.

“La educación de calidad, la seguridad atendiendo las causas y no sólo las consecuencias, el trabajo estable, la baja de la inflación, la vivienda, el desarrollo sustentable, el acceso a la salud, entre otros, deben ser los verdaderos ejes de discusión política”, le reprochó Cobos a Rozas.

“En vez de estar preocupados por conseguir los padrones y que les habiliten las escuelas para votar como Alfonsín y Sanz, nosotros vamos a estar pensando en cómo resolver la inflación”, agregó otro cobista.

A diferencia de las “jornadas federales” realizadas el año pasado, esta vez los encuentros serán en la ciudad de Buenos Aires y al concluir serán compilados en una publicación. El material recopilado el año pasado, junto al que se elabore en estos meses, sería luego aportado por el cobismo para que la UCR elabore su programa definitivo de gobierno.

Más allá de esta respuesta, Cobos sigue sin encontrar una salida a la encerrona política en la que lo colocaron Alfonsín y Sanz. El ganador de la interna de abril tendrá el camino allanado para consolidar la alianza con el socialismo y el GEN, mientras que Cobos tendrá que buscar en otros espacios un reemplazo al gobernador socialista, Hermes Binner, que suena como compañero de fórmula, y de Margarita Stolbizer como gobernadora bonaerense.

Desde su despacho del Senado, el vice sigue jugando al misterio y promete recién para marzo una definición con respecto a su futuro político. “Por ahora lo que vemos es que Sanz y Alfonsín ya se empezaron a pegar”, sostiene el mendocino Juan Carlos Jaliff, uno de los dirigentes que se mantiene cerca del vice. Hasta ahora, esa indefinición le valió a Cleto el salto de varios dirigentes que prefirieron pasar a formar parte de las filas del sanzismo y del alfonsinismo. Habrá que esperar para saber si la jugada del vicepresidente sirve para frenar la diáspora.

Compartir: 

Twitter
 

Julio Cobos promete recién para marzo una definición con respecto a su futuro político.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.