EL PAíS › FRANCISCO “BARBA” GUTIERREZ, INTENDENTE DE QUILMES

“El peronismo debe ser amplio y progresista”

Mientras alterna escapadas a la costa atlántica con sus ocupaciones como intendente de Quilmes, Francisco “Barba” Gutiérrez apuesta a la consolidación de la Corriente Nacional de la Militancia, un espacio político transversal que apoya las políticas del gobierno nacional. Dice que Cristina Fernández dio “un mensaje muy concreto” de que buscará avanzar en su reelección, y que apoya a Daniel Scioli para un segundo mandato bonaerense. Destaca que el legado de Néstor Kirchner es un nuevo modelo de peronismo “amplio y progresista”.

–¿Buscará este año la reelección en Quilmes?

–Tengo previsto presentarme para la reelección por la lista del Frente para la Victoria y también somos parte de la Corriente Nacional de la Militancia. Estamos definiendo los espacios que creemos que debemos ocupar como militantes de este proyecto nacional y popular, en Nación, provincia y en los municipios. Esta corriente no va contra nadie, sino que se centra en la posibilidad de generar nuevas propuestas y lugares de participación para nuestros compañeros y para la juventud.

–¿Cuál es el balance del armado de la Corriente?

–Hemos dado un paso muy importante, que es la presentación de nuestros dirigentes a nivel nacional y provincial, lo que genera mucho entusiasmo, nuevas adhesiones e incorporaciones. Va a seguir avanzando muchísimo.

–¿Va a apoyar otro mandato de Scioli en la provincia?

–Scioli ha tenido una actitud de lealtad permanente con el proyecto, tanto con Néstor como con Cristina después. No hacemos caso a los que quieren insinuar que la actitud del gobernador no ha sido coherente. Lo ha sido en todos los cargos que desempeñó e incluso cuando fue candidato en las listas testimoniales, algo que fue muy criticado. Todo eso hay que reconocerlo. Hoy está sosteniendo y apoyando a Cristina y, además, es el candidato más firme para ganar en Buenos Aires.

–¿Se ve acompañándolo en la fórmula para la gobernación?

–Sí, cómo no, con mucho gusto, pero todavía nada de eso está siendo discutido. Tenemos un proyecto en el que apuntamos a consolidar un triunfo y avanzar en el perfil político-ideológico de este modelo. Vamos a aportar ideas, propuestas y organización desde nuestra militancia para apoyar el proyecto y que Scioli sea nuestro candidato. Pero dentro de nuestro espacio también hay compañeros con mucha representatividad, como Jorge Taiana, Mariano West, por nombrar algunos. Cualquiera podría ocupar el lugar de vice y siempre lo vamos a respaldar.

–En Quilmes también hubo ocupación de terrenos, ¿ya se resolvió?

–Todavía estamos en una etapa de negociación con los propietarios. Hemos hecho un acuerdo para comprar las tierras a un precio que se ha fijado de acuerdo a su tasación y, en principio, están de acuerdo. Ahora desde el municipio estamos reuniendo los recursos. La semana que viene habrá un período de extensión de la cuestión judicial para evitar un desalojo compulsivo. La situación está tranquila y distendida. Esperamos lograr una buena negociación.

–En la Ciudad de Buenos Aires no sucedió lo mismo...

–Macri directamente los desalojó a todos sin ninguna expectativa de nada para la gente. Si alguien ocupa un terreno es porque no tiene un lugar donde vivir, o porque está en una situación de extrema vulnerabilidad social. No-sotros hemos tratado de comprenderlos, de darles una solución que les garantice desde el Estado protección, en lugar de represión.

–¿Cree que la Presidenta utilizó como un mensaje de lanzamiento la metáfora del modelo como un niño que debe ser cuidado?

–Ella dijo que es la madre del niño. Ella es la protectora que lo va a cuidar mientras siga creciendo, así que me parece que sin dudas ella ya está dando un mensaje muy concreto de que va a avanzar en su reelección. Si en octubre logramos un triunfo contundente, masivo, vamos a consolidar definitivamente el modelo económico. Tenemos para trabajar, para consolidar un triunfo en primera vuelta y darle continuidad al proyecto.

–¿Cuál es el papel del sindicalismo en este modelo?

–Tiene un rol importante para cumplir, que es el equilibrio que el modelo necesita, donde el crecimiento tiene que ser distribuido, y se debe dar un salto en la movilidad social ascendente. El movimiento obrero tiene un rol estratégico a través de la negociación colectiva, en la industrialización, en el modelo productivo, en la integración. En el cómo defendemos la complejidad de la economía frente a la globalización. Allí el sindicalismo ha dado luchas importantísimas.

–¿El peronismo cambió luego de Néstor Kirchner?

–Vemos un peronismo que tiene que ser muy amplio. Néstor le dio un perfil muy particular, no tradicional, progresista, abierto. Con un compromiso con los derechos humanos, con la libertad de expresión, y con la independencia del país frente a los organismos financieros, con una fuerte presencia en la integración latinoamericana.

Entrevista: Gabriel Morini.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.