ECONOMíA › DIRIGENTES DE LA CGT ANTICIPARON LAS SUBAS PROMEDIO QUE SE DISCUTIRAN EN LAS PARITARIAS

La negociación salarial apunta al 28

Omar Viviani, de taxistas, y Omar Plaini, de canillitas, cercanos a Hugo Moyano, señalaron que los próximos aumentos de sueldos no tendrán piso ni techo, pero estimaron que en promedio cerrarán con subas en torno de los 28 puntos, un nivel similar al del año pasado.

 Por Tomás Lukin

Sindicatos, empresarios y Gobierno empezaron a marcar el terreno para las paritarias que tendrán lugar en los próximos meses. Ayer, el secretario gremial de la CGT, Omar Viviani, reiteró el postulado de la central sindical sobre la ausencia de pisos y techos, pero consideró que “los aumentos salariales promedio rondarán entre 26 y 28 por ciento”. En los últimos días, los representantes de los trabajadores reiteraron que el IPC que elabora el Indec no es una pauta indicativa y que, en cambio, observan la variación de los precios en los supermercados. Al mismo tiempo, en sintonía con la posición del Ministerio de Trabajo, desde el sector gremial enfatizan que el monto porcentual de los reclamos no puede ser generalizado y sostienen que deben tenerse en cuenta otros factores, además de la evolución de precios, como el retraso de los salarios, el poder de negociación y la rentabilidad sectorial.

Desde que la Presidenta convocó al todavía frustrado Acuerdo Económico y Social, los directivos de la CGT y distintos funcionarios del Gobierno enfatizan que no existen pisos ni techos a la hora de negociar los aumentos salariales. No obstante, en el Consejo Directivo de la CGT consideran que el piso de las negociaciones que tendrá lugar entre marzo y abril está dado por los aumentos que se lograron el año pasado: “Cada sector es distinto y cada gremio negocia según sus posibilidades. No es lo mismo un sector abocado al mercado interno que otro exportador. Nosotros consideramos que los salarios se moverán dentro de los márgenes observados el año pasado”, comentó a este diario el titular de canillitas, Omar Plaini. “Tenemos que ser realistas y esperemos que a nadie se le salga la cadena. No hay pisos ni techos. Todavía algunas actividades están muy bajas en el piso y si algunas piden más del 30 por ciento es porque tienen salarios muy bajos”, señaló Viviani. De todos modos, el dirigente estimó que los aumentos rondarán el 28 por ciento.

Con esas premisas, pierde fuerza la pretensión de algunos sectores del Poder Ejecutivo para que los principales reclamos se ubiquen alrededor del 22 por ciento. En 2010, la aceleración en las variaciones de precios a comienzos de año y las cifras porcentuales de algunos convenios como alimentación, donde se firmó una mejora del 35 por ciento, llevaron a las cámaras empresarias y a distintos medios a hablar de un desborde salarial. La profecía no se cumplió y los incrementos salariales, según el Ministerio de Trabajo, promediaron el 28 por ciento a partir de otros convenios que cerraron por debajo de esa cifra como el sector público (21por ciento) y Bancarios (23,5por ciento).

Sin embargo, los funcionarios de la cartera que conduce Carlos Tomada enfatizan que “la espectacularidad con la que los medios cubren las paritarias ignora que un porcentaje elevado en un salario por debajo de la media, como es el caso de alimentación, representa un monto final inferior al aumento que lograron los trabajadores del sector financiero. Esos son aspectos ineludibles a la hora de entender cómo se negocian salarios”. Algunos de los sectores que exhiben sueldos relativamente atrasados son construcción, comercio y confecciones. En el sector agropecuario se observan los salarios más bajos de la economía. Sin embargo, los convenios colectivos de trabajo no son un instrumento relevante para mejorar las condiciones laborales.

A su vez, en el Ministerio de Trabajo recordaron que otro aspecto a tener en cuenta al momento de evaluar la magnitud de las negociaciones salariales son los plazos y las condiciones en los que los asalariados perciben los aumentos: “Alimentación todavía no terminó de cobrar las cuotas del importante aumento que logró, en cambio los plazos de los bancarios fueron significativamente más beneficiosos”, indicaron.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

“Tenemos que ser realistas y esperemos que a nadie se le salga la cadena”, indicó Viviani.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.