ECONOMíA › TENSION MUNDIAL POR LA CRISIS DE LA DEUDA DE EE.UU. Y LA SITUACION GRIEGA

Pánico al default del más solvente

Por si la pelea entre demócratas y republicanos en el Congreso de Washington fuera poco, las agencias de calificación volvieron a bajarle la nota a la deuda griega. Se desplomaron las Bolsas en todo el mundo, incluida la de Buenos Aires.

La posibilidad de que la deuda externa de Estados Unidos entre en default, si no se resuelve la disputa política en el Congreso entre demócratas y republicanos, suma tensión sobre los mercados financieros. Las negociaciones entre los parlamentarios de ambos partidos políticos norteamericanos se encaminaban ayer hacia un acuerdo para aumentar el límite de endeudamiento y descartar un posible cese de pagos. En Europa, la agencia calificadora de riesgo Standard and Poor’s rebajó de CCC a CC la nota de las obligaciones griegas (a dos pasos de “incobrables”) y advirtió, como ya hicieron Fitch y Moody’s, que si el canje de deuda propuesto por la UE y los bancos acreedores se lleva adelante, el país será considerado en “default selectivo”. En ese escenario de incertidumbre por Estados Unidos, ampliada por las decisiones de las empresas calificadoras, las principales Bolsas del mundo cerraron con resultados negativos.

Mientras compiten por darle el golpe de gracia a Grecia y el resto de los países periféricos de la Eurozona, las empresas calificadoras de riesgo consideran poco probable que Estados Unidos entre en default. Ayer, el titular de Standard and Poor’s visitó el Congreso y brindó instrucciones para que la deuda externa norteamericana conserve su calificación AAA: ajuste fiscal y acordar sobre el límite para el nivel de endeudamiento. Los congresistas republicanos y demócratas continuaban negociando para llegar al martes 2 de agosto con un acuerdo. Por su parte, la Casa Blanca volvió a presionar para que los congresistas republicanos permitan alcanzar una solución antes de esa fecha.

Los buenos augurios para Estados Unidos de S&P no alcanzaron para aliviar la tensión financiera. En Wall Street, el índice Nasdaq cayó 2,6 por ciento y el Dow Jones registró un retroceso del 1,6 por ciento. En Madrid la plaza bursátil registró una baja de 1,9 por ciento, y en Londres el rojo fue de 1,2 por ciento. En la Bolsa de Milán la merma llegó al 2,8 por ciento. La Bolsa porteña no fue la excepción y el MerVal cedió 2,9 por ciento.

Ayer, S&P se sumó a Fitch y Moody’s al anunciar que si se concreta el canje de deuda griega propuesto por la Unión Europea y el lobby de bancos acreedores, agrupados detrás del IIF, las obligaciones griegas serán consideradas en default. Si bien Grecia continuará pagando en tiempo y forma los vencimientos de sus títulos, las empresas calificadoras sostienen que la reestructuración constituye un “default selectivo”, ya que las condiciones de los nuevos papeles implican una quita neta del 20 por ciento para los acreedores.

Por su parte, el economista de origen turco Nouriel Roubini considera que a pesar de los planes de ajuste y los renovados programas de financiamiento “existe un 30 por ciento de posibilidades de que Grecia y Portugal abandonen la Zona Euro. Los responsables europeos aseguran que esta operación de ayuda será la excepción absoluta, pero es una ilusión. Irlanda y Portugal son también insolventes”. En ese sentido, el profesor de la universidad de negocios Stern de Nueva York advirtió que “Irlanda deberá reestructurar sus bancos o sus finanzas públicas”.

Compartir: 

Twitter
 

Los recintos bursátiles de todo el mundo sufrieron la presión de un panorama cada vez más inestable.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.