EL MUNDO › SU GOBIERNO ACEPTO REUNIRSE CON LOS ESTUDIANTES DE PARO

Piñera cede para negociar

El nuevo ministro de Educación chileno, Felipe Bulnes, se reunió finalmente con los principales actores del Movimiento por la Educación. Si bien queda mucho por resolver, los referentes de la protesta elogiaron la decisión.

 Por Christian Palma

Desde Santiago

Los estudiantes chilenos llevan varias semanas de marchas, paros y huelgas de hambre.
Imagen: EFE.

Tras varios dimes y diretes, el nuevo ministro de Educación chileno, Felipe Bulnes, se reunió finalmente con los principales actores del Movimiento por la Educación que componen el Colegio de Profesores, la Confederación de Estudiantes de Chile (Universitarios) y la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), que agrupa a los pingüinos, luego de que los llamara, sin resultados, a conversar por separado.

La instancia convocada por Bulnes choca con su antecesor en la cartera, Joaquín Lavín, el líder del partido de ultraderecha UDI, que no supo componer los puentes que se rompieron en ésta, ya la séptima semana de conflictos estudiantiles, que ha reportado diversas marchas multitudinarias, decenas de colegios y universidades tomadas, el paro de actividades y una huelga de hambre de diversos secundarios.

“Se entiende que el problema es en torno de la educación y no tan sólo de la superior. Hoy está la posibilidad de ver la educación en una forma integral, en todos sus niveles, lo que es bastante positivo”, dijo el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago, Camilo Ballesteros, al ingresar a la cita.

El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, señaló que la reunión “es excelente porque es eso lo que hemos estado pidiendo”.

Sin embargo, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Camila Vallejo, aclaró las cosas: “Es una primera instancia, no hay mesa de trabajo, no hay mesa de negociación, sino que es para conocer cómo va a estar la agenda y si el cambio de gabinete va a significar un cambio en la política”.

Por su parte, el líder de la Universidad Católica, Giorgio Jackson, se declaró optimista de que esta reunión sea “una oportunidad para que se vayan restableciendo ciertas confianzas”.

Las confianzas, sin embargo, distan mucho de restablecerse en el ámbito político duro. Los cuatro presidentes de los partidos de la oposición se restaron de una cita programada con anterioridad con el presidente Sebastián Piñera ayer en La Moneda para tratar justamente el tema educacional. Los principales dirigentes de la Concertación prefirieron juntarse con los representantes de la Confech, molestos, dijeron, por la conducción del gobierno en este tema.

La reacción de Sebastián Piñera llegó de inmediato. “Creemos que la buena voluntad, el espíritu constructivo y el liderazgo de todos los sectores son absolutamente fundamentales para avanzar y obtener soluciones y no solamente seguir lamentando los problemas... La actitud que tomaron los presidentes de los partidos de la Concertación no apunta en esa dirección... Queremos que sean parte de la solución y no solamente parte del problema”, manifestó.

Desde la otra vereda, el senador y presidente de la DC, Ignacio Walker, explicó que la negativa de asistir al encuentro se debió a que “es necesario que el gobierno dialogue primero con los actores sociales y que los reciba”.

Más duro fue el timonel del Partido Socialista, el diputado Osvaldo Andrade, quien afirmó que es problema del gobierno si se siente “humillado o si se quiere armar una trifulca”.

“Si el gobierno entiende que esta situación creada provocaba un colapso en la piel del presidente o de algunos de sus ministros, que lo resuelvan. Nosotros vamos a mantener nuestra disposición al diálogo, hemos explicado cuáles han sido las razones por las cuales le hemos solicitado al gobierno que posterguemos la conversación”, insistió.

Según la presidenta del PPD, Carolina Tohá, la prioridad de la Concertación es conocer las propuestas de estos actores antes de abrir un canal de diálogo con La Moneda. “El acuerdo que tenemos que hacer no es entre el gobierno y no-sotros, sino de todos con el mundo social”, espetó.

La jornada la completó la gobernadora de Maipo, Amparo García, que presentó un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de San Miguel para proteger la vida y la integridad física de los escolares que están en ayuno en el Liceo A-131 de Buin.

La autoridad sostuvo que si el gobierno no actúa en este caso se trataría de “una omisión insalvable”.

Al cierre de esta edición, no estaba claro el resultado de la cita de-sarrollada en el Ministerio de Educación y el muñequeo político del nuevo ministro del ramo. Y si bien las tomas y movilizaciones se han ido desgastando, aún son muchos los estudiantes en las tomas. La huelga de hambre de los pingüinos de Buin sigue marcando la agenda que se espera retome los caminos del diálogo en momentos en que el tiempo avanza poniendo en peligro el año escolar y, mucho más importante todavía, la vida de varios jóvenes.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared