EL PAIS › EDUARDO DUHALDE TRATA DE SACAR REDITO DE LOS RESULTADOS DEL PRO EN CAPITAL FEDERAL Y SANTA FE

En plan de capitalizar votos ajenos

El bonaerense remarcó que tiene alianzas con el macrismo en muchos distritos. Busca asociar su imagen a las de Miguel Del Sel y Mauricio Macri, en cuyo entorno no cayó bien que el humorista haya blanqueado que lo votará a presidente.

 Por Werner Pertot

“Terminan sus elecciones este domingo y Macri decidirá qué hacer”, avisó Eduardo Duhalde.
Imagen: DyN.

Eduardo Duhalde está primero en la fila de los que buscan capitalizar los votos de Miguel Del Sel y Mauricio Macri. El ex presidente interino salió a recordar que tiene alianzas con el PRO en la provincia de Buenos Aires y en buena parte de los distritos del país. También se ocupó de señalar que “habla habitualmente” con el jefe de Gobierno, que postergó su apoyo a un candidato presidencial para después del ballottage porteño. A Macri le aconsejaron evitar abrazos de osos, especialmente antes de la elección. Por eso no cayó bien en el PRO que Del Sel haya salido a apoyar abiertamente a la fórmula Duhalde-Das Neves. “Terminan sus elecciones este domingo y Macri decidirá qué hacer”, avisó Duhalde, que lo espera con los brazos abiertos. En el PRO advierten que puede que la espera sea larga.

“Tenemos un acuerdo prácticamente en todas las regiones del país”, se vanaglorió Duhalde de las alianzas que cerraron con el PRO. Fue, además, una forma de marcarle la cancha a Macri, quien dijo que estudiará a qué candidato apoyar recién cuando hayan terminado las elecciones porteñas.

“Hablo habitualmente con él”, señaló el ex mandatario sobre su proximidad con el jefe de Gobierno. “Se incorporó la gente del PRO a un frente con Unión Popular en todo el territorio”, indicó Duhalde, contento de ya haber cosechado el apoyo explícito de Del Sel.

“El PRO ya trabaja con nosotros. En la provincia de Buenos Aires, Christian Gribaudo es nuestro candidato a diputado y está el marido de María Eugenia Vidal como candidato provincial de la primera sección”, ratificó a Página/12 la mano derecha de Duhalde, Carlos Brown. El marido de Vidal es el dirigente PRO de Morón Ramiro Tagliaferro.

Al igual que él, el diputado nacional Gribaudo buscó refugio en las listas duhaldistas –va en el sexto lugar– cuando implosionó el armado bonaerense del PRO. El propio Jorge Macri se bajó de su candidatura a gobernador y terminó como postulante a intendente en Vicente López como parte del armado duhaldista. En el PRO detallan que Jorge Macri, en realidad, intentó cerrar con Francisco de Narváez para ser su candidato a intendente, pero que el Colorado no logró que se bajara de su postulación en el mismo distrito el radical Norberto Erro, un hombre de Gustavo Posse. “Por eso, terminamos con Duhalde”, se encogían de hombros los macristas.

A la hora de enumerar acuerdos con el PRO, Brown no necesitó hacer mucha memoria: la principal alianza es la que encabezó Miguel Del Sel en Santa Fe. También van juntos en Entre Ríos. “Esas son cosas que ya están dichas. Después falta la definición de Macri, que él la dirá o no la dirá. Pero la estructura del PRO está toda trabajando con nosotros”, consideró el dirigente duhaldista.

En Capital hay un silencio estudiado sobre las alianzas que existen con Duhalde. El gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba le recomendó a Macri alejarse de posibles salvavidas de plomo, y en especial de mencionar en campaña el nombre de Duhalde, dado que considera que podría ser piantavotos porteños. Por eso, cayó muy mal en el PRO la decisión de Miguel Del Sel de afirmar a los cuatro vientos que lo piensa votar a Duhalde en las primarias del 14 de agosto. “En el entusiasmo del éxito se equivocó. Está rodeado por duhaldistas y el tema es su buena relación con Mario Das Neves, más que con Duhalde. Eso lo llevó a un sincericidio, un error político. No calculó el momento y la estrategia del PRO en la Capital”, diagnosticaba uno de los estrategas macristas.

En el PRO relativizan la idea de que en la mayoría del país cerraron con Duhalde. Indican que, en una dispersión que recuerda al “sálvese quien pueda”, diversos PRO provinciales acordaron también con Alberto Rodríguez Saá. En tanto, Gabriela Michetti irá a Córdoba a apoyar al candidato Oscar Aguad, el radical preferido de los macristas. No hay un armado unitario.

Ante las palabras de Duhalde, un dirigente del macrismo advirtió que podía ser contraproducente su actitud. “Están desesperados por crecer. Pero lo están haciendo a lo Duhalde”, graficó. “Ellos apresuran el acuerdo, porque llegaron a arreglar en algunas provincias. Tiene cierta irresponsabilidad lo que hacen y puede causar una reacción inversa”, decían en el PRO, donde dejaron el claro que la negociación con otras fuerzas comenzará recién después del ballottage de este domingo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared