ECONOMIA › LAS PRINCIPALES CAMARAS EMPRESARIAS SE REUNIERON CON LA EMBAJADORA DE ESTADOS UNIDOS

Empresarios en plan de defensa personal

El Grupo de los 6 se reunió con Vilma Martínez para expresarle que la Argentina cumple con rigurosidad las normas contra el lavado de dinero. Fue para evitar presiones de mayores exigencias hacia ellos. La embajadora respondió con algunas críticas.

 Por Sebastián Premici y
omás Lukin

El Grupo de los 6 (G-6), conformado por la Unión Industrial, la Sociedad Rural, las cámaras de la Construcción y Comercio, la Bolsa porteña y los bancos nacionales (Adeba), estuvo reunido ayer con la embajadora de los Estados Unidos, Vilma Martínez. El motivo del encuentro, solicitado por los empresarios, estuvo vinculado con las políticas antilavado que se aplican en el país. A diferencia de otros temas, donde el G-6 suele criticar al Gobierno, los empresarios le manifestaron a la funcionaria norteamericana que la Argentina cumple con rigurosidad los estándares internacionales en cuanto a la prevención del lavado de dinero. “Argentina tiene medidas superiores a la mayoría de los mercados financieros del mundo”, sostuvieron.

Esta benevolencia hacia el Ejecutivo podría explicarse porque son los propios empresarios los que deben cumplir con las normas antilavado y cualquier agravamiento de las exigencias repercutiría en su actividad comercial. Tal como había anticipado Página/12, el G-6 le comunicó a Martínez que podría solicitar una entrevista con las autoridades del GAFI para defender la postura argentina. El GAFI es el organismo internacional que determina qué países cooperan y cuáles no en la lucha contra el lavado de activos. Por otro lado, el G-6 se reunirá con el titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbatella, y está por confirmarse un encuentro con el ministro de Justicia, Julio Alak.

Hace dos meses, el Congreso sancionó una nueva ley para evitar las operaciones de lavado de dinero. Como característica central, la norma establece que el lavado es un delito autónomo, es decir que se incorporó un nuevo capítulo del Código Penal denominado “Delitos contra el orden económico y financiero”. De esta manera, se dejó de lado la configuración que consideraba el lavado como el encubrimiento de otros delitos. Esta modificación constituía una de las principales exigencias del GAFI.

El G-6 le explicó a Martínez que el país tiene normas “muy duras” para prevenir el lavado. “Por una inversión de 50.000 dólares en el país te piden tres veces más garantías que por una inversión de cinco millones en Nueva York”, le explicaron los empresarios a la funcionaria.

Por ejemplo, en Estados Unidos e Inglaterra, países que forman parte del GAFI, funcionan dos de los principales espacios de opacidad financiera e informativa a nivel global: el estado de Delaware y la city de Londres, dos jurisdicciones que exigen escasas regulaciones a tran-sacciones que pueden ser consideradas de lavado de dinero.

Según indicaron a este diario fuentes empresarias, Martínez les respondió que si bien puede haber una legislación exigente, “Argentina tiene muchas cosas que no están bien”, tras lo cual habría mencionado al Indec, el funcionamiento de la Justicia y ciertos procedimientos diplomáticos, como el sucedido con el material bélico estadounidense que ingresó al país y terminó incautado por el Gobierno. Frente a este escenario, los empresarios no dudaron en solicitarle a Martínez consejos para que Argentina sea “mejor vista en el mundo”, aunque no quede muy en claro qué significa.

Por otro lado, el titular de la UIF y el subsecretario de Política Criminal y jefe de Gabinete del Ministerio de Justicia, Juan Martín Mena, se encuentran en las oficinas del GAFI en París. Si bien el organismo aprobó el mes pasado el plan de acción para combatir el lavado de activos y el financiamiento al terrorismo presentado por el Gobierno, las autoridades del organismo internacional no llegaron a tiempo a evaluar la nueva legislación argentina. Por eso, los funcionarios viajaron a la capital francesa para despejar en forma personal las dudas que surjan alrededor de la ley antes que se realice el próximo encuentro del organismo, en octubre.

Compartir: 

Twitter
 

Vilma Martínez, embajadora de Estados Unidos en el país, accedió al pedido de reunión del G-6.
Imagen: Télam
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared